10 consejos para las vacaciones con niños

vacaciones-ninos

En el momento de planificar las vacaciones con niños, los papis debemos tener en cuenta una serie de temas de vital importancia para que el viaje sea placentero para nosotros y nuestros peques.

Elegir el destino adecuado, escoger un hotel con actividades infantiles y buscar el mejor medio de transporte son tan sólo algunas de las cosas que tenemos que tener en mente a la hora de comenzar la preparación del viaje familiar. Hoy en Pequeocio os damos 10 consejos para que las vacaciones infantiles sean inolvidables… ¡No os perdáis este post!

Antes de preparar las maletas, los papis debemos pensar bien cuáles son las necesidades, gustos y deseos de la familia y elegir el destino en base a ellos y al presupuesto.

Vacaciones con niños

Escoger el destino

Puede parecer la decisión más sencilla pero deben tenerse en cuenta las condiciones generales del país, ciudad o pueblo en cuestión. Dependiendo de la edad de los peques y de los gustos personales, quizás os convenga pasar las vacaciones en la playa, en la montaña o en una gran urbe.

Lo ideal es realizar la elección con conocimiento de causa, esto es: sabiendo qué actividades infantiles os esperan en el lugar que queréis visitar. Tened en cuenta que si vuestros hijos se aburren, vosotros tampoco podréis disfrutar.

Algunas ciudades cuentan con una mayor oferta de ocio infantil y son consideradas “amigables con los niños”. En un post anterior, os hemos comentado cuáles son las mejores ciudades de Europa para viajar con niños.

Por supuesto, dentro de España y en el resto del mundo también os la pasaréis en grande si sabéis escoger el destino de acuerdo a la edad de vuestros peques. ¡No dudéis en consultar nuestra sección de vacaciones con niños para inspiraros en la búsqueda de vuestro destino!

Las vacunas de los niños

Antes de emprender el viaje, es recomendable consultar al pediatra, simplemente para que con una rápida revisión vea la condición general del niño o bebé y determine si el pequeño necesita recibir alguna vacuna en relación con el destino de las vacaciones.

Planificad con tiempo esta visita al especialista ya que algunas vacunas para niños deben aplicarse con cierta antelación y pueden generar fiebre y otras molestias. Siempre verificad con el especialista que el niño cuente con las vacunas necesarias y que las ya recibidas estén en vigencia.

Si todo está bien, corroborad que tenéis con vosotros la tarjeta sanitaria en el caso de los viajes dentro de España y solicitad la tarjeta sanitaria internacional para los viajes dentro de la Comunidad Europea. No olvidéis que si viajáis fuera del territorio común europeo necesitaréis coger un seguro de viaje para vosotros y vuestros hijos.

El botiquín infantil

Por supuesto, como ya hemos mencionado, el elemento básico del botiquín para niños es la tarjeta sanitaria (o el seguro del viajero) pero además, es conveniente que llevéis con vosotros algunos medicamentos que pueden seros útiles.

Si bien siempre podréis acercaros a cualquier farmacia para adquirirlos, siempre es más fácil tenerlos a mano ante cualquier imprevisto. Paracetamol e Ibuprofeno, crema para el pañal, suero fisiológico, protección solar, vendas, termómetro y repelentes de insectos son algunos de los infaltables dentro del botiquín infantil.

Viajar en familia

Viajar con bebés

Si habéis sido padres hace muy poquito y este es el primer viaje que planificáis con el bebé, quizás estéis un poco preocupados y os preguntéis si es fácil viajar con niños. Lo primero que tenéis que tener en mente es que si el pediatra os ha dado el visto bueno para viajar, tan sólo debéis planificar un poco y disfrutar de la aventura.

Lo ideal es viajar con bebés a partir del segundo o tercer mes de vida, pero por supuesto esta decisión es vuestra y de vuestro médico especialista. No olvidéis que la documentación del peque (DNI o pasaporte dependiendo del destino y tarjeta sanitaria o seguro del viajero) es fundamental para que tengáis unas vacaciones sin sobresaltos.

A la hora de elegir el medio de transporte, deberéis evaluar no sólo el presupuesto familiar sino la comodidad del bebé. Tomad en consideración que en coche podréis llevar con vosotros más equipaje que en avión pero seguramente, deberéis hacer más paradas en la ruta para que el niño no se agobie. Otra buena opción puede ser el tren… De cualquier manera, en nuestro post viajar con bebés podréis consultar cuáles son las medidas de seguridad necesarias para el bebé en cada medio de transporte.

Volar con niños

Por lo general, las aerolíneas no cobran un pasaje entero a los bebés menores de 2 años, siempre y cuando no ocupen asiento, es decir viajen en el regazo de sus padres, pero sí suelen pagar tasas de embarque. A partir de los 2 y hasta los 12 años, debe abonarse un pasaje “child” que suele ser un porcentaje del billete adulto. Consultad con cada aerolínea sus condiciones particulares referidas a costos según las edades de los niños y franquicia de equipaje en cada caso.

En el post viajar con niños en avión os hemos dado una serie de consejos que pueden seros de utilidad para mantener a los peques entretenidos durante el vuelo, además de información básica sobre documentación, molestias durante el despegue y el aterrizaje y mucho más.

Cruceros para niños

Quizás ni os hayáis planteado esta posibilidad pero realizar un crucero con los niños puede ser lo que estáis buscando. Os olvidaréis de conducir para llegar a destino e igualmente podréis conocer más de una ciudad. Además, los peques no tendrán ni un sólo momento de aburrimiento, porque en la actualidad la mayoría de las grandes compañías de cruceros ofrecen cruceros infantiles repletos de actividades para los más pequeños de la familia e incluso para adolescentes.

Deportes, concursos y torneos, fiestas y talleres forman parte de la oferta de ocio para niños de los cruceros. ¡E incluso tendréis un médico a bordo por si el peque coge un resfriado! Sin duda, podréis relajaros y disfrutar del tiempo en familia en un ambiente cuidado con entretenimiento para todas las edades.

La silla para el coche

Si pensáis viajar en coche con bebés o niños, lo primero que tenéis que corroborar es que la silla para el coche sea la adecuada para la edad y peso de vuestros peques.

En un post anterior, vimos cómo elegir la silla para el coche más adecuada para el niño. Recordad que las mismas deben adecuarse a las reglamentaciones de la Unión Europea.

Además, si optáis por comprar un billete de avión para vuestro peque o voláis con dos bebés, deberéis aseguraros de que la silla para el coche esté homologada y sea permitida su utilización dentro del avión. En cualquier caso, la necesitéis para un viaje en coche o en avión, revisad que la misma no esté dañada, el sistema de retención esté bien instalado y el niño viaje cómodo en ella.

Viajar con niños: consejos

Alojamiento para niños

Otro punto a tener en cuenta es la elección del alojamiento. Hoy en día existe una gran cantidad de hoteles para niños que incluyen actividades infantiles que permiten a los papis relajarse y vivir algunos momentos en pareja mientras los peques se la pasan en grande con otros niños de su edad.

Si bien la idea de las vacaciones familiares es justamente disfrutar del tiempo juntos, también es cierto que a veces los padres necesitan un tiempo a solas para reencontrarse y disfrutar de la mutua compañía. Los Hoteles Picapiedra y el Hotel de Bob Esponja son dos buenos ejemplos de la gran oferta de alojamiento infantil que podréis encontrar lo largo y ancho del mundo. Estos hoteles cuentan con clubes para niños que desarrollan diferentes actividades según las edades de los críos que incluyen desde deportes hasta fiestas y talleres infantiles. ¡Averiguad si en vuestro destino existe algún hotel para niños con estas características! ¡Lo disfrutará toda la familia!

Seguridad infantil

Siempre es recomendable que el niño cuente con alguna identificación que permita contactar a los padres si llegara a perderse, sobre todo en viajes a lugares con alta concentración de gente como Disneyland o la playa. No olvidéis de colocar un tattoo o calcomanía infantil con vuestros datos de contacto o escribirlos en el brazo de vuestro peque, ante cualquier eventualidad.

Protección solar e hidratación

Recordad que es fundamental utilizar un factor de protección alto para los niños y repetir su aplicación cada vez que salgan del mar o la piscina o cada cierta cantidad de horas. Una aplicación por la mañana no protege a los niños de los rayos ultravioletas durante todo el día y ya sabéis lo que puede suceder: quemaduras e insolaciones que compliquen el disfrute de vuestras vacaciones.

Las cremas de protección solar forman parte del botiquín infantil básico, sobre todo en verano cuando los rayos solares están más fuertes y la exposición al sol es continuada. En el caso de los bebés, tened en cuenta que no deben exponerse al sol ni permanecer durante largos períodos en zonas de gran concentración de calor.

Otro punto a tener en cuenta son las gafas de sol para bebés y niños, muy importantes para proteger sus ojitos de los dañinos rayos del sol. Si bien es cierto que colocar unas gafas a un niño y pretender que las lleven puestas puede ser todo un desafío, no está de más intentarlo. Todo sea por la salud de los peques…

No olvidéis también mantener a los peques y a vosotros mismos bien hidratados mediante el consumo de agua, bebidas isotónicas y frutas.

Aprovechad las vacaciones infantiles para compartir tiempo con vuestros hijos y realizar actividades que salen de vuestra rutina. Jugad con ellos, reiros juntos y vivid un tiempo inolvidable que os llene de hermosos recuerdos…

Imágenes: korycheer, karpati, sean dreilinger, kakisky

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)
 

cforms contact form by delicious:days