5 leyes de Murphy sobre la impresora, la tinta y tú

¿Conoces las Leyes de Murphy? Claro que sí, son esas frases del tipo “si algo puede salir mal, probablemente saldrá mal”, y seguro que tienes decenas de anécdotas de ese tipo… Pues hoy hemos querido reírnos un rato -porque de eso se tratan las Leyes de Murphy- sobre cinco situaciones en las que nuestra impresora, su tinta y nosotros hemos tenido un pequeño desacuerdo

Nos dirás, la impresora no es un ser vivo, tampoco lo es su tinta, ¿cómo es posible que no vayáis de acuerdo? Pero respóndenos a esta pregunta: ¿cómo es posible que ellas sepan siempre cuándo es el momento en que más las necesitas, y en ese preciso instante, la tinta se acabe? ¿Eh? Para que veas que no exageramos, te dejamos 5 ejemplos que seguro seguro también te pasaron a ti… aquí están pues 5 leyes de Murphy sobre tu impresora, la tinta y tú, y la solución definitiva a este evidente complot de la impresión…

5 Leyes de Murphy sobre la impresora, la tinta y tú

HP Instant Ink

  1. Si tienes que imprimir  tu tarjeta de embarque y coger un avión dentro de 2 horas, se te acabará el cartucho de tinta negro. Estás por salir para el aeropuerto y te acuerdas de que hace días estás diciendo “ahora imprimo la tarjeta de embarque”… y luego no la imprimes. Corres hacia el ordenador que ya habías apagado, esperas que se encienda martillando con los dedos sobre la mesa por la impaciencia, abres el archivo, le das a imprimir y…. te sale una hoja llena de rayas, ilegible y borroneada. ¿Cómo es posible? Si cambié el cartucho hace… ¿? Solución: ir al mostrador de la compañía aérea y pagar la impresión más cara de la historia.
  2. Si a las 10 de la noche tu peque se acuerda de que debe llevar una foto de un cocodrilo al cole la mañana siguiente, la impresión te saldrá de color rosa. Tú estabas seguro de que el cartucho de color estaba cargado, pero resulta que esa tarde tu peque se dedicó a imprimir 40 fotos tamaño A4 a todo color de Hulk, y tu impresora ya no está dispuesta a dar más verde… Solución: escribes una nota a la maestra en donde proclamas que en tu familia están en contra de todo tipo de estereotipos sobre los cocodrilos y sus colores.
  3. Si quieres preparar pan casero por primera vez sin pringar toda la tablet con las manos llenas de masa, imprimirás una receta invisible. Por fin este domingo tienes tiempo para ponerte a amasar ese pan riquísimo que viste en internet… comienzas pero la tablet no te muestra la receta entera, y además con el ahorro de energía se apaga cada 2 minutos. Así que es más práctico imprimir la receta… pero lo que sale de la impresora es una hoja en blanco, porque los cartuchos te están avisando hace 2 semanas que están por terminarse pero claro, se te ha olvidado comprarlos. Solución: te lavas las manos cada 5 minutos para poder tocar la tablet sin ensuciarla, u obligas a tu peque a quedarse sentado al lado con el dedo apuntado en caso de necesidad.
  4. Si tienes que hacer un trámite en el que te han pedido una fotocopia del DNI, la tendrás que dibujar a mano. Hace 3 meses que estás esperando la cita para poder hacer ese bendito trámite, para el que ya has ido 5 veces a la oficina pública. Hoy a las 7:30 de la mañana tienes que llevar por fin todos los papeles, te queda solo imprimir la fotocopia del DNI y salir de casa… no hace falta que te expliquemos que tu marido/mujer/cuñado imprimió 300 páginas hace unos días pero se le ha olvidado decirte que se terminó la tinta ¿verdad? Solución: llegas a la única tienda abierta a esa hora donde hacen fotocopias, justo frente a la Universidad… solo tienes que esperar que toque tu número, el 120, y van por el 4…
  5. Si tus peques lleva 4 horas pidiendo que le imprimas un dibujo para colorear de La Patrulla Canina, los cachorros parecerán fantasmas. No usas la impresora todos los días, así que tampoco es que sabes siempre cómo está de tinta. En casa sois varios a usarla, pero claro, los cartuchos nadie los compra. Y justo hoy, que tienes mil cosas que hacer y tus peques parecen decididos a no darte un minuto de tregua, parece que por fin has encontrado la solución: ¡les imprimo unos dibujos para colorear para que se entretengan un rato! Si, claro… Solución: haces mucha memoria para acordarte de esas 3 clases de dibujo que tomaste de pequeño, y les dibujas a Marshall… tus peques lo ven y se ponen a llorar.

¿Te parece que exageramos? Vamos, estamos seguros de que has pasado por lo menos por una de estas situaciones, o alguna parecida… Pero atención porque hay una solución: te contamos cómo puedes ganarle la partida a las leyes de Murphy y estar seguro que esas dos tramposas de tu impresora y su tinta ya no te jugarán malas pasadas…

Cómo (por fin) he solucionado el problema de la tinta

Visto lo visto me decidí a buscar una solución a mi eterna lucha con la tinta de mi impresora y cuando la encontré ¡vi el cielo abierto!

La solución es tan sencilla como revolucionaria: el servicio de reposición de tinta automática HP Instant Ink te permite tener siempre cartuchos de repuesto antes de que se te acaben, porque tu impresora HP avisa cuando los niveles de tinta son bajos y HP los entrega directamente en la puerta de tu casa. Así, recibes cómodamente en casa los cartuchos sin tener que preocuparte de nada. Recuerda que con HP Instant Ink ahorrarás hasta un 70% en tinta.

Y todo esto desde tan solo 2,99€ al mes. Además, pagas sólo las páginas que imprimes, no importa si son en blanco y negro o a color en HD, el precio es siempre el mismo.

¿Cómo funciona? Es muy sencillo, te lo explico en pocos pasos:

  1. Te das de alta en el servicio escogiendo tu plan mensual según tus necesidades de impresión
  2. Cuando tu impresora HP esté conectada, avisará a HP cuando los niveles de tinta sean bajos.
  3. HP enviará los cartuchos directamente a tu casa. antes de que se agoten los que tienes en la impresora.
  4. Los planes se basan en la cantidad de hojas que imprimes, no en la tinta que consumes. Por 2,99 € al mes podrás imprimir hasta 50 páginas, por 4,99 € al mes hasta 100 páginas y por 9,99 € al mes hasta 300 páginas. Siempre podrás acumular las páginas no usadas para el mes siguiente o bien comprar paquetes adicionales de páginas a un precio muy asequible.
  5. El coste del servicio incluye el envío, la recogida y el reciclaje de los cartuchos usados.
  6. Además podrás cancelar tu plan en cualquier momento, sin costes.

¿No es increíblemente sencillo y cómodo? Así que ya sabes, dile adiós a las leyes de Murphy y reconcíliate con tu impresora y su tinta, para poder empezar a preocuparte solo de las cosas que de verdad importan. Hace ya tiempo que busco soluciones ingeniosas que me faciliten la vida, ¡y este problema lo tengo resuelto por fin!

Visita el canal de Youtube de HP Instant Ink y descubre mucho más sobre este sorprendente servicio en HP Instant Ink.


Advertisement

5 leyes de Murphy sobre la impresora, la tinta y tú
¡VOTA SI TE HA GUSTADO!

video
Busca más sobre: General,

Un comentario sobre “5 leyes de Murphy sobre la impresora, la tinta y tú”

    1
  1. Me parece que está muy bien. Como comodo pero me parece caro

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)