8 consejos para enseñar a ser responsable a tu hijo

Enseñar a ser responsable

Ser responsable… Es algo que los papás repetimos y repetimos hasta el cansancio: “queremos que aprendas a ser responsable”. Ahora bien, ¿cómo podemos ayudar a los peques a asumir responsabilidades?

La vuelta al cole puede ser el disparador perfecto para que tus hijos aprendan poco a poco a responsabilizarse de sus actos, por supuesto en la medida en que su edad lo permita. ¿Vemos algunos consejos?

Ser responsable: ideas para los padres

1. Regalarle al peque un despertador

Sí, como lees, darle al niño un despertador puede ser el primer paso para hacerlo responsable de sus retrasos. Deja que elija un despertador que le guste y explícale que de ahora en más, será su responsabilidad levantarse de la cama a tiempo para vestirse sin prisas y desayunar tranquilo.

2. Preparar la ropa para el cole

¿Estás cansado de andar a las corridas? A partir de los 4 o 5 años puedes enseñarle a tu hijo a elegir su propia ropa y dejarla ya lista para vestirse por la mañana. Esto evita complicaciones como rabietas a la hora de vestirse o pérdidas de tiempo porque no se encuentra la camiseta que el peque desea.

3. Una pizarra de tareas

Otra buena manera de enseñar a los niños a ser responsables es simplemente, dividir las tareas del hogar, de manera acorde a la edad de cada uno, claro. Los niños más pequeños pueden ayudar a poner la ropa sucia en el cesto o a limpiar los muebles, mientras que los mayores pueden hacer la cama, poner y sacar la mesa… Crea o compra una pizarra donde puedas apuntar las tareas de la semana para cada miembro de la familia y ¡haz que se cumplan! En nuestro post sobre cómo hacer que los niños ayuden en casa te damos algunas ideas.

4. Dejar que el niño ordene su habitación

Lo sé, ver un caos en el hogar puede resultar insorportable y por eso, muchos de nosotros vamos detrás de los peques ordenando todo. ¡Grave error! Los peques deben hacerse responsables de sus cosas: guardar los juguetes y ordenar su habitación es su tarea. Podemos ayudarlos, por supuesto, y convertir la tediosa tarea en un juego colocando cajas o jugueteros divertidos que permitan ordenan “casi” jugando.

5. Dejar que el hermano mayor se ocupe del pequeño

La idea no es que se conviertan en padres, claro que no, pero sí involucrar al hermano mayor en el cuidado del bebé. Esto lo ayudará a desarrollar una relación con su hermanito y lo hará sentirse importante. Tareas como buscar los pañales, elegir la ropa o ayudar a bañar al bebé son buenas ideas para que el hermano mayor se sienta partícipe. Además, estarás enseñándole responsabilidad ¡casi sin darte cuenta!

6. Enseñar al peque que tiene X tareas semanales o mensuales

No nos referimos a los quehaceres del hogar que deben realizarse todos los días sino a una responsabilidad especial como hacer la merienda o preparar una comida (para los niños mayores). Puedes enseñarle algunas recetas y estipular que una o dos veces al mes, debe ser tu hijo quien cocine. ¡Seguro que le divierte y le hace sentir importante!

7. Preparar la mochila

Sin duda, una tarea que hasta los más pequeños pueden realizar (con algo de ayuda). Deja que tus hijos se hagan responsables de sus cosas, que busquen hasta encontrar tal o cual cosa y que no se olviden de meter nada en la mochila. Por supuesto, puedes repasar todo lo que deben llevar con ellos. ¡La autonomía es fundamental para su desarrollo!

8. Crear rutinas

La rutina puede ayudar a los peques a cumplir con tareas. Por ejemplo, puedes arreglar con tus hijos que ni bien llevar del cole, luego de la merienda, deben hacer los deberes, sacar a pasear al perro y bañarse. Una vez cumplidas estas obligaciones pueden disfrutar de tiempo de juego antes de cenar.

video
Busca más sobre: Escuela de Padres, Portada,

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)