9 consejos para viajar con niños

9 consejos para viajar con niños por Europa

Viajar con niños puede ser una experiencia única e inolvidable. Ver sus caras al descubrir nuevas culturas, mirar las cosas a través del prisma infantil, hacer actividades en familia… Por eso, hoy os traemos 9 consejos para viajar con niños que os ayudarán a que vuestras vacaciones sean todo lo que siempre soñasteis y más.

La planificación del viaje es fundamental para que cada miembro de la familia disfrute de la experiencia. ¿Queréis conocer nuestros consejos para viajar con niños?

1. Elegid un destino amigable con los niños

9 consejos para viajar con niños por Europa

A lo largo y ancho de Europa hay países más “amigables” con los niños que otros. Es decir, que hay determinados destinos que ofrecen una mayor cantidad de actividades infantiles.

Antes de reservar los hoteles, investigad bien vuestro destino para aseguraros de que los peques pasarán unas buenas vacaciones. Londres y París, por ejemplo, son dos ciudades con gran oferta de teatro, museos para niños y ocio infantil.

2. Paseos relajados, ¡lejos las prisas!

Con niños es casi imposible pretender ver una ciudad en un día… o incluso en dos. Tomaos vuestro tiempo, no intentéis un viaje colosal, visitando varias ciudades en pocos días. Es preferible hacer base en una ciudad y recorrerla poco a poco y visitar los alrededores. Os lo aseguro, lo pasaréis mejor así que viajando continuamente junto a los peques.

Dentro de la ciudad, también os recomiendo la calma. Olvidad las prisas. Visitad un par de atractivos turísticos por día, sin enloquecer porque se acaba el tiempo. Para ello, os propongo hacer una lista de los puntos que os interesa conocer sí o sí, aquellos que os gustaría y algunos más por si os sobra tiempo.

3. Tiempo para ¡improvisar!

9 consejos para viajar con niños por Europa

Si bien es importante tener el viaje organizado, sobre todo cuando se viaja con niños, dejad espacio a la espontaneidad. No rellenéis cada segundo de cada día. Tened en cuenta que vuestros peques quizás quieran mirar un espectáculo callejero, tomar un helado o incluso, jugar en los columpios de un parque. ¡Disfrutad del tiempo libre e improvisad un poco!

4. Sumergirse en el lugar de destino antes de viajar

Y no me refiero a enseñarle a los peques informaciones duras, del estilo “la población es de XX habitantes, tiene XX km2”. No, me refiero a presentarles el destino de manera divertida, quizás a través de alguna película de Disney (por ejemplo, Ratatouille si viajáis a París), de canciones en el idioma del lugar e incluso, enseñándoles algunas palabras o frases para que puedan saludar al llegar a destino. ¡A los peques les encantará la idea!

5. Descubrid aventuras ¡en cualquier destino!

Sabemos que los peques mueren por ir a Disneyland o a cualquier parque temático, pero esos no son los únicos destinos que pueden robarles el corazón. Os aseguro que los palacios de Viena o El Escorial ¡los harán abrir los ojos asombrados! Todo depende de cómo vosotros les presentéis el destino y les contéis historias interesantes sobre el mismo.

6. Museos con niños, una visita interesante y divertida

No dudéis en visitar museos con niños, muchos tienen talleres infantiles e incluso, libros de actividades para captar el interés de los más pequeños de la familia. Si bien los museos de ciencias naturales suelen ser los preferidos de los niños, os aseguro que se lo pasarán bárbaro en museos de arte como el Museo Van Gogh de Amsterdam, donde los peques podrán participar de una divertida búsqueda del tesoro.

7. Aprovechad las actividades gratuitas

9 consejos para viajar con niños por Europa

Sin duda, en épocas de crisis más que nunca es interesante aprovechar las ofertas, promociones y entradas gratis. La mayoría de los destinos europeos ofrecen actividades gratis para toda la familia, como por ejemplo la entrada a museos determinados días de cada mes o espectáculos al aire libre. ¡Investigad un poco y aprovechad las actividades gratuitas!

8. Los niños marcan el ritmo

Si tenéis niños pequeños, seguramente iréis más despacio en vuestro recorrido de las ciudades. Tomaos esta situación como una oportunidad para disfrutar de la paz, de deambular sin prisa, de alimentar o corretear palomas, de correr detrás de una pelota, ¡de lo que quieran hacer los peques! Al fin y al cabo, estáis de vacaciones

9. Tiempo libre para los padres

Durante las vacaciones en familia muchas veces los papis necesitamos un ratito para nosotros, aunque más no sea media hora para relajarnos. Dejad que los peques vean un rato de tele, busquen folletos o dibujen, mientras vosotros os relajáis. ¡Son vacaciones para todos!

Más información: Fordors

9 consejos para viajar con niños
¡VOTA SI TE HA GUSTADO!

video

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)