Cómo colorear mandalas paso a paso

Mandala para colorear

¿Os gustan los mandalas? Seguro que habéis notado que se han puesto de moda los dibujos para colorear mandalas. ¿Sabéis en qué consisten? Son representaciones simbólicas espirituales y rituales del macrocosmos y el microcosmos, utilizadas en el budismo y el hinduismo. Lo que queda claro es que colorear mandalas es una actividad muy relajante, ¡y a trabajo terminado quedan muy bonitos!

Si utilizamos materiales de calidad como los lápices de colores Giotto Colors 3.0, el mandala coloreado nos quedará tan pero tan bonito, que podremos enmarcarlo y colgarlo en casa para decorar cualquier rincón… ¿os gustaría saber cómo se hace?

Cómo colorear un mandala


Giotto nos lo pone muy fácil; para hacer esta bonita y relajante actividad podemos descargar nuestro dibujo para colorear directamente del enlace en la lista de materiales:

Materiales para colorear mandalas

Colorear mandalas paso a paso

Lo primero será descargar nuestro mandala gratis, y como os hemos dicho podéis hacerlo simplemente haciendo click sobre el enlace de aquí arriba que pone “dibujo descargable”. Imprímelo en un papel de buena calidad, sobre todo si luego quieres enmarcar o colgar tu bonito mandala para que se luzca.

El secreto de la belleza de los mandalas está en sus colores llamativos y brillantes. Coge tus lápices de colores Giotto Colors 3.0 y empieza pintando la flor más grande con colores cálidos. Puedes colorear la parte interior de amarillo y los pétalos de color naranja. Después puedes combinar como más te guste con el rojo y el amarillo, inclusive puedes dar un toque sutil de naranja sobre el amarillo para crear un degradado.

Para ir resaltando cada flor que compone el mandala, iremos alternando colores fríos y cálidos. Colorea el resto de pétalos con unos tonos más fríos, como el azul, el lila y el rosa.  Después, pinta el fondo combinando verde, amarillo y turquesa.

La siguiente flor puedes pintarla de color rosa y el contorno de granate. Para el interior, utiliza el naranja para darle un tono cálido. Recuerda, usa colores que contrasten unos con otros, ve alternando colores cálidos y fríos, y utiliza el degradado para dar volumen a pétalos y hojas.

Otro modo de lograr que tu dibujo destaque es usar colores complementarios; por ejemplo, puedes pintar las hojas de una flor de color verde, y sus pétalos de color rojo. También prueba con combinaciones de morado y amarillo o naranja y azul.

Recuerda que los colores complementarios son aquellos colores que se encuentran en una posición oponible dentro del círculo cromático. Por ejemplo, lo son un color primario (amarillo, rojo y azul) y un color secundario (verde, naranja y morado) formado por los otros dos primarios.

Ahora solo te quedará pintar el tronco del árbol. Para ello utiliza los tonos tierra como el marrón y el naranja para dar luces y sombras. Para acabar, dale un toque con los colores verdes en la base del tronco.

¡Y ya lo tendrás listo! Un precioso mandala de colores pintado con los lápices de colores Giotto Colors 3.0.

Cómo colorear mandalas paso a paso
2 (40%) 1 vote

video

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)