Cómo motivar a los niños para que estudien

Motivar a los niños para que estudien ¡puede ser una tarea difícil! Hoy, en nuestra Escuela de Padres, te traemos algunas ideas para que motivarles ¡no sea misión imposible!

Hace un tiempo vimos juntos 7 técnicas de estudio para niños pero ¿qué pasa cuando los peques no quieren hacer los deberes ni ir al colegio? ¿Cuando estudiar se vuelve una obligación que no les interesa? Veamos algunas ideas sobre cómo actuar para motivar a los niños a estudiar en este post…

Consejos para motivar a los niños con los estudios

Lograr que un niño recupere la motivación para estudiar puede ser complicado, pero aquí tenemos algunas ideas que pueden serte de utilidad:

1. Pon objetivos pequeños

Los objetivos pequeños o “objetivos paso a paso” son una excelente manera de lograr que los peques se concentren en una tarea. ¿Por qué? Pues porque no se sienten abrumados y además, estos objetivos suelen ser mucho más alcanzables que los objetivos mayores, evitándose así la frustración si no se alcanzan en un primer momento.

Una de las principales causas de desmotivación suele ser que los estudiantes se sienten sobrepasados por la cantidad de deberes y responsabilidades que deben afrontar.

Siéntate con tu hijo y cread juntos una lista con pequeños objetivos a cumplir diariamente o semanalmente. Por ejemplo, si tu hijo tiene que escribir una carta en inglés para el lunes, divide el deber en varios objetivos: el viernes buscar el tema de la carta y hacer una lista de vocabulario para utilizar, el sábado escribir la carta, el domingo releerla y verificar si hay errores. ¡Listo!

2. Ajusta el método de estudio a las habilidades personales

Hay niños que aprenden más fácil escuchando y otros mirando. Presta atención a las habilidades de tu hijo y ayúdale a estudiar. Si tiene memoria visual, haz con él diagramas o dibujos que le ayuden a aprender. Si en cambio escuchar le ayuda más, estudiad juntos en voz alta o grábale leyendo el libro de texto y permite que escuche la grabación una y otra vez.

3. Sé empático con tus hijos

La empatía es fundamental para que hijos se sientan motivados. Si tienen problemas con matemáticas y saben que tú también los has tenido, se sentirán más tranquilos que si solamente les exiges una buena nota.

4. Es posible estudiar fuera de casa

Estudiar no implica estar sentado en un escritorio hora tras hora. Aprovecha el tiempo con tus hijos y sal a pasear. Haz de cada paseo una oportunidad de aprendizaje. ¿Vais al parque? El lugar ideal para hablar de flora y fauna, ciclo del agua y demás… ¿Vais de viaje? ¿Qué tal hablar de geografía, países y capitales, banderas…? Toda oportunidad es buena para aprender y verás que ¡tus peques estarán más motivados a la hora de estudiar si es algo que han visto con sus propios ojos!

5. Dale a tu hijo la oportunidad de ganar privilegios

Esta idea es para los niños mayorcitos o adolescentes. Te recomendamos que en lugar de quitar privilegios por una mala nota, des privilegios por un trabajo bien hecho. El resultado es casi el mismo pero con un diferente enfoque. Dile a tu hijo que así como tu obligación es trabajar, la suya es estudiar. Tú ganas dinero por trabajar y él puede obtener a cambio de su trabajo: una mesada, un rato libre en internet, un paseo en karting…

6. Felicita a tu hijo al lograr un objetivo

Una felicitación del estilo: “Estoy muy orgulloso de ti porque estudiaste ayer media hora más esas tablas de multiplicar. ¿Has visto? Te has esforzado y has tenido recompensa” puede ser lo que tu hijo necesita para sentirse motivado para estudiar.

¿Tienes más ideas para motivar a los niños a estudiar?

Imagen: amenclinicphotos ac

video
Busca más sobre: Destacados, Escuela de Padres, Portada,

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)