Cuentos populares infantiles: Caperucita Roja

caperucita-roja

Y entre los cuentos populares infantiles no podía faltar el de Caperucita Roja y el lobo. Un cuento cuya moraleja es evitar que los niños hablen con desconocidos, algo que hoy en día no viene nada mal… Así que, si quieres aleccionar a tu hijo sobre este peligro, cuéntale el cuento de Caperucita Roja o ponle este vídeo maravillosamente narrado. Seguro que entenderá el mensaje…

Aunque Walt Disney nunca lo llevó al cine junto a los otros cuentos clásicos, Caperucita Roja es todo un icono de la cultura popular y, en muchas ocasiones, ha influido en la sociedad urbana la creencia de que los lobos son peligrosos para los seres humanos.

Perrault fue el primero que recogió esta historia y la incluyó en un volumen de cuentos (1697). En 1812, los hermanos Grimm, dieron otra vuelta de tuerca a la historia. Retomaron el cuento, y escribieron una nueva versión, que fue la que hizo que Caperucita fuera conocida casi universalmente, y que, aún hoy en día, es la más leída.

El cuento de Caperucita Roja

Había una vez una niña muy bonita. Su madre le había hecho una capa roja y la muchachita la llevaba tan a menudo que todo el mundo la llamaba Caperucita Roja.

Un día, su madre le pidió que llevase unos pasteles a su abuela que vivía al otro lado del bosque, recomendándole que no se entretuviese por el camino, pues cruzar el bosque era muy peligroso, ya que siempre andaba acechando por allí el lobo.

Caperucita Roja recogió la cesta con los pasteles y se puso en camino. La niña tenía que atravesar el bosque para llegar a casa de la Abuelita, pero no le daba miedo porque allí siempre se encontraba con muchos amigos: los pájaros, las ardillas…

De repente vio al lobo, que era enorme, delante de ella.

– ¿A dónde vas, niña? — le preguntó el lobo con su voz ronca.
– A casa de mi abuelita— le dijo Caperucita.
– No está lejos — pensó el lobo para sí, dándose media vuelta.

caperucitaCaperucita puso su cesta en la hierba y se entretuvo cogiendo flores: – El lobo se ha ido -pensó-, no tengo nada que temer. La abuela se pondrá muy contenta cuando le lleve un hermoso ramo de flores además de los pasteles.

Mientras tanto, el lobo se fue a casa de la Abuelita, llamó suavemente a la puerta y la anciana le abrió pensando que era Caperucita. Un cazador que pasaba por allí había observado la llegada del lobo.

El lobo devoró a la Abuelita y se puso el gorro rosa de la desdichada, se metió en la cama y cerró los ojos. No tuvo que esperar mucho, pues Caperucita Roja llegó enseguida, toda contenta. La niña se acercó a la cama y vio que su abuela estaba muy cambiada.

– Abuelita, abuelita, ¡qué ojos más grandes tienes!
– Son para verte mejor – dijo el lobo tratando de imitar la voz de la abuela.
– Abuelita, abuelita, ¡qué orejas más grandes tienes!
– Son para oírte mejor — siguió diciendo el lobo.
– Abuelita, abuelita, ¡qué dientes más grandes tienes!
– Son para…¡comerte mejoooor! — y diciendo esto, el lobo malvado se abalanzó sobre la niñita y la devoró, lo mismo que había hecho con la abuelita.

Mientras tanto, el cazador se había quedado preocupado y creyendo adivinar las malas intenciones del lobo, decidió echar un vistazo a ver si todo iba bien en la casa de la Abuelita. Pidió ayuda a un serrador y los dos juntos llegaron al lugar. Vieron la puerta de la casa abierta y al lobo tumbado en la cama, dormido de tan harto que estaba.

El cazador sacó su cuchillo y rajó el vientre del lobo. La Abuelita y Caperucita estaban allí, ¡vivas!. Para castigar al lobo malo, el cazador le llenó el vientre de piedras y luego lo volvió a cerrar. Cuando el lobo despertó de su pesado sueño, sintió muchísima sed y se dirigió a un estanque próximo para beber. Como las piedras pesaban mucho, cayó en el estanque de cabeza y se ahogó.

En cuanto a Caperucita y su abuela, no sufrieron más que un gran susto, pero Caperucita Roja había aprendido la lección. Prometió a su Abuelita no hablar con ningún desconocido que se encontrara en el camino. De ahora en adelante, seguiría las juiciosas recomendaciones de su Abuelita y de su Mamá.

Texto completo de Caperucita Roja (Grimm)

Fuente: Wikipedia
Imagen: Annie Rodriguez

20 comentarios sobre “Cuentos populares infantiles: Caperucita Roja”

    1
  1. estos cuentos son para niños de 3 años pero me ayudaron con mi tarea

  2. 2
  3. Estos cuentos son muy divertidos porque me recordaron cuando estaba chica son muy lindos y además me sirvieron para mi trabajo, me tocó hacer un album. Gracias.

  4. 3
  5. […] pensar en mi primera lectura o en lo primero que me leyeron, se me vienen en mente los cuentos de Caperucita Roja que me contaba mi mamá; digo cuentos y no él cuento ya que nunca era la misma […]

  6. 4
  7. gracias por esta informacion… esta buena y esta pagina es d mucha ayuda…

  8. 5
  9. ´me parece bien esta pagina xq asi los ni¿os tienen un espacio a la recreacion………………………………………………………………

  10. 6
  11. nesesito una istoria corta

  12. 7
  13. muy bien lo que queremos es, recuperar y reafirmar los valores básicos, los cuales se han ido perdiendo en nuestra sociedad y que ha permitido un ambiente hostil en nuestros hogares, escuela y sociedad como consecuencia el aumento de la intolerancia, desobediencia, egoísmo, envidia, que ha conllevado a una desintegración en la familia.

  14. 8
  15. qpedo

  16. 9
  17. estan re buenos estos cuentos ya en el año me ayudaron 2 veses en la tareaaaaa

  18. 10
  19. está súper esta página :D

  20. 11
  21. el cuento de la caperucita me parecio linda , me ayuda para hacer mi tarea de la escula y me saque un 10 gracias al cuento GRACIAS

  22. 12
  23. esta mui padre esta pagina y me impresione

  24. 13
  25. me encanta las películas de caperucita roja y las comicas porque ella ama a los animales y siempre va a visitar a su abuela y ella no hizo caso a su mamá y ella le dijo a su hija que fuera caminando hacia adelante y que no fuera hablar con extraños

  26. 14
  27. muy bonito

  28. 15
  29. MUY BONITO EL VIDEO

  30. 16
  31. QUIEN A CREADO ESTA PAGINA SOY EL PRESIDENTE

  32. 17
  33. son españoles?

  34. 18
  35. bonito pero demaciado como decirlo infantil

  36. 19
  37. malditos

  38. 20
  39. felicidades que pagina mas padre me sirvio para mi tarea

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)
 

cforms contact form by delicious:days