Historias de carretera en los viajes con niños

Viajes con niños

Cada viaje es una aventura, ¡y los viajes con niños lo son por partida doble! La otra noche en casa, viendo este vídeo de Repsol, con mi marido nos hemos acordado de una anécdota tragicómica de uno de nuestros viajes en la carretera con nuestros peques…

Esto de que “a veces hay que parar para poder seguir” ¡no podría haber sido más cierto en nuestro caso! Cuando por fin vimos una estación de servicio Repsol fue como… ¡pero comencemos por el principio!

Viajes con niños, una historia de carretera


Os decía, comencemos por el principio. Estábamos viendo la tele con mi marido y cuando vimos este vídeo tan bonito de la campaña #HistoriasRepsol nos acordamos entre risas de aquella vez que también nosotros tuvimos que parar para poder seguir. Y nos acordamos sobre todo porque el destino quiso que nuestro “oasis de salvación” fuera justamente una estación de servicios Repsol.

Teníamos que hacer un viaje de unas 4 horas en coche con nuestros peques, una niña de 6 años y un bebé de 3 meses. Nos preparamos como para ir al exilio: comida, bebidas y entretenimiento variado para la más grande; pañales, toallitas húmedas y cambios de ropa como para sobrevivir una semana entera para el pequeño. Estaba todo bajo control: salimos de casa todos comidos, limpios y con las “urgencias hidráulicas” atendidas, como llamo yo a las ganas de ir al baño cuando andamos por ahí.

De repente…

Cada niño en su silla, todo lo necesario a mano, emprendemos el viaje, y después de una media hora dejamos atrás la ciudad y nos encontramos ya en plena carretera. Todo marcha sobre ruedas, reina un sorprendente y maravilloso silencio, cuando de repente, desde el asiento de atrás, resuena una especie de estruendo seguido por una ráfaga como de metralleta acuosa…seguro que todos los padres habéis entendido perfectamente de qué se trata: nuestro peque ¡se había hecho caca!

Me diréis “¿y qué tiene de raro que un bebé se haga caca?” Por supuesto que nada, pero es que no era una cualquiera, no señor; era de aquellas que tienen un perfume… ¿cómo es posible que un cuerpo tan pequeñito y alimentado a leche produzca semejante fragancia? Y lo mejor de todo es que él se estaba ahí sentado, con su mejor cara de nada, como si aquello hubiera salido de otro cuerpo.

Era urgente encontrar un sitio donde parar, antes de que la situación degenerara… ¿Cuánto tiempo tardaría la hermana mayor en comenzar a gritar “qué asco”? ¿Cuál sería la entidad del “peligro desborde”? Los metros parecían kilómetros, hasta que finalmente vemos el cartel: Estación de servicio 5 km.

El aire comienza a hacerse irrespirable, abrimos las ventanillas para dejar entrar el aire y la mayor comienza a quejarse de que tiene frío y le molesta el viento. 3 km. El peque comienza a moverse inquieto, escupe el chupete y empieza con un quejido que poco a poco se va transformando en llanto… ¿será que finalmente se enteró que tiene su peso corporal en caca dentro del pañal?

1.5 km. El quejido ya es llanto. La mayor se suma con la frase más odiada por los padres en la carretera: “¿pero cuando llegamos?”. El perfume no se va del coche, parece que quiere hacernos compañía. 500 metros. De repente, cuando estábamos perdiendo las esperanzas, divisamos nuestro oasis de salvación, una estación de servicios Repsol. Aunque la radio está apagada, se escucha música celestial.

Divisamos nuestro oasis

Viajes con niños

Aparcamos y nos lanzamos fuera del coche como si estuviera por estallar. Llevando al peque en brazos como quien lleva una bomba, entramos a la estación. No hace falta decir nada, cuando nos ve, la chica que está detrás de la barra nos abre camino hacia el baño, solo le falta encender una sirena. Finalmente, en un moderno baño con cambiador, solucionamos el problema y volvemos a respirar tranquilos.  Para celebrar la hazaña, nos sentamos en familia a disfrutar de un café con leche acompañado de cosas ricas.

“A veces hay que parar para poder seguir”. Las #HistoriasRepsol no podrían ser más acertadas, ¿no os parece? Y vosotros ¿qué historias de carretera en los viajes con niños tenéis para contarnos?

video

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)
 

cforms contact form by delicious:days