Un sandwich muy divertido

Sandwich para la merienda

A veces lograr que los peques coman su desayuno o merienda es casi una misión imposible. Y sí, a menos que tengáis mucha suerte, para muchos niños comer no es tan divertido como jugar o mirar dibujitos…

Esta receta divertida es perfecta para llamar la atención de los más pequeños hacia la comida. Además, combina dos productos que vuelven locos a los niños: crema de cacao y pan… ¿Queréis saber más?

Este sandwich cerdito es muy sencillo de hacer y es simpatiquísimo. ¡Nadie podría resistirse a probar un mordisco! Para prepararlo tan sólo necesitáis pan de molde, crema de cacao casera (o Nocilla, Nutella o la marca que más os guste) y una galleta.

Sandwich nocilla

Primero, debéis cortar los círculos de pan como se ve en la imagen. Para ello, podéis utilizar cortadores de galletas (si tenéis en casa) o simplemente, dibujáis en un papel los tres círculos y con tijera y maña los váis recortando poco a poco. Con dos rebanadas de pan debería ser suficiente para un cerdito.

Luego, con una pajita hacéis los dos pequeños orificios de la nariz en el círculo más pequeño y untáis éste y el mediano con bastante crema de cacao. Para armar el sandwich sólo debéis colocar el círculo mediano sobre el mayor y el pequeño sobre estos dos. La galleta partida en dos servirá para las orejas. ¿Los toques finales? Colocad un poco de crema de cacao en una bolsa, hacedle un orificio y dibujad la cola, los ojos y la boca. ¡Listo!

¿Os gusta esta receta para niños? Puede ser perfecta para una fiesta infantil… ¿qué me decís?

Vía: Cute Food for kids

2 comentarios sobre “Un sandwich muy divertido”

    1
  1. Que xulada. Me lo apunto, como poco les llamara la atencion, seguro.

  2. 2
  3. Me encanta tu página, ahora estoy deseando hacer fiestas y pastelitos y comida divertida. En serio, me encanta, es muy muy buena

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)
 

cforms contact form by delicious:days