Viajar con bebés

bebes-coche

Viajar con bebés por lo general nos parece a las mamis una misión casi imposible. De sólo pensar en abandonar la comodidad de nuestro hogar con nuestro hijo pequeño, hacer las maletas e ir de vacaciones a algún lugar (aunque no sea tan lejano), más de una vez nos hace desistir por miedo o desconocimiento. ¿A vosotras no os pasa?

Si sois madres primerizas y viajar con bebés os genera más de una duda, no os perdáis este post con consejos para que vuestras vacaciones con bebés sean placenteras…

La llegada de un bebé a la familia implica ajustar nuestras rutinas y horarios a él. Si sois apasionados de los viajes, no es necesario que dejéis de lado vuestra pasión sino solamente modificar algunos patrones para adaptarlos al pequeño.

¿A qué edad puede comenzar a viajar el bebé?

La decisión dependerá de vosotros y por supuesto, de la opinión de vuestro médico de cabecera. Si bien las aerolíneas permiten volar a los peques a partir de las 48 h o las dos semanas de vida (dependiendo de cada compañía), lo más recomendable es esperar un tiempo antes de emprender la aventura.

El primer mes de su vida, el bebé está adaptándose a su nueva condición, a su hogar, a los ruidos y al mundo que lo rodea. Por eso, se recomienda esperar al menos hasta el segundo o tercer mes para iniciar un viaje con bebés. Igualmente, todo dependerá de sus condiciones de salud, de la opinión del médico, de las vacunas (siempre es preferible que el peque tenga todas las vacunas antes de viajar) y de vuestros deseos.

Vacaciones con bebés

Equipaje básico

La cantidad de equipaje dependerá seguramente del medio de transporte elegido. Mientras que en coche podréis transportar más cosas, como la cuna de viaje por ejemplo, en avión y tren deberéis ajustaros y llevar sólo lo estrictamente necesario.

Entre las cosas que no debéis olvidar encontraréis:

  • un botiquín de primeros auxilios (medicinas si tomase alguna, crema, etc.)
  • una hoja o agenda con los nombres y números de teléfono de los médicos para consultarlos en caso de necesidad
  • un sombrero para proteger al peque del sol si es verano o abrigarlo si hace frío.
  • filtro solar
  • cochecito o mochilita para bebé (dependiendo de la clase de viaje. En coche debéis siempre llevar al niño en la sillita homologada para coches y en algunos casos, os pedirán también que la llevéis en el avión)
  • biberones
  • chupetes
  • vasito, plato y cubiertos (si el peque ya ingiere alimentos sólidos)
  • ropa combinable entre sí, no es necesario llevar mucha cantidad sino ropa que sea fácilmente lavable y y que haga juego entre sí.
  • pañales (sólo para el viaje y la llegada a destino, luego podréis comprar más)
  • algún juguete, sobre todo el preferido del peque (ese sin el cual no puede dormir)
  • seguro del viajero (si viajáis dentro de Europa podéis solicitar la tarjeta europea y tendréis cobertura en cualquier país del espacio económico europeo)
  • mantilla para el viaje
  • potitos y leche de fórmula si no le estáis dando el pecho
  • baberos

Documentación necesaria para viajar con bebés

Si vuestro destino es dentro de España, con el DNI y la tarjeta de la seguridad social tendréis todo lo necesario. Pero si viajáis fuera del país, os recomendamos llevar con vosotros además el libro de familia y el certificado de nacimiento. En el caso de que el bebé viaje con un solo padre, es aconsejable llevar con vosotros un permiso notariado del otro padre para sacar al niño del país. Y por supuesto, no os olvidéis de la tarjeta europea para tener seguro médico en el exterior.

Viajar con bebés en coche

Lo primero es planificar. Averiguad con tiempo cuál es la mejor ruta: tened en cuenta los peajes, las zonas de descanso y el kilometraje. Luego, pensad bien en qué horario os conviene emprender el trayecto. Por lo general, es bueno buscar horarios en los cuales el bebé esté acostumbrado a dormir o tomar una siesta.

Tened en cuenta que probablemente tengáis que parar varias veces para cambiar pañales, amamantar o simplemente dejar que el peque tome un poco de aire. ¡Paciencia! Disfrutad también del viaje en coche, sin estrés.

Por supuesto, el bebé debe viajar en una silla de auto homologada y preparada para su edad y peso, asegurada con el cinturón de seguridad. No olvidéis los parasoles para evitar que el niño se encuentre molesto y llevad también con vosotros agua, leche de fórmula, pañales, cambiador, abrigo, manta,  juguetes, comida (si el bebé ya ingiriese sólidos) y mudas de ropa suficientes para todo el trayecto.

Viajar con bebés en avión

Viajar con bebés en tren

Los trenes actuales suelen ser muy cómodos para desplazarnos con bebés. Tened en cuenta que hasta los 4 años, por lo general, los peques no pagan billete pero tampoco tienen derecho a un asiento, así que deberéis llevarlos en el regazo durante todo el trayecto. En ese caso, os recomendamos llevar con vosotros una mochila portabebés, ¡será cómodo y seguro para vuestro hijo y para vosotros!

Recordad llevar todo lo necesario para alimentar, cambiar y entretener a vuestro peque durante todo el viaje en un bolso junto a vosotros, para evitar tener que abrir una maleta en medio del vagón cuando la necesidad sea imperiosa. Lo normal es que los baños cuenten con cambiadores y que en el vagón restaurante os calienten agua para la leche de fórmula o el potito. No deberíais tener problemas en esos aspectos.

Si vuestra idea es viajar con el cochecito del bebé, debéis considerar que las puertas suelen ser estrechas con lo cual lo más práctico es subir el cochecito cerrado y depositarlo en la zona destinada al equipaje hasta llegar a destino.

Como siempre, no olvidéis llevar agua con vosotros para mantener bien hidratado al bebé durante todo el viaje y algunos juguetes para entretenerlo.

Volar con bebés

Si el médico os dio el visto bueno, averigua con la aerolínea a partir de qué edad puede volar el bebé. Algunas lo permiten a partir de las 48 h mientras que otras, a partir de las 2 semanas de vida. Cada aerolínea tiene diferentes tarifas para los billetes de bebés, por lo general no pagan pasaje hasta los 2 años pero es necesario que os informéis con la aerolínea escogida.

Los bebés viajan sobre el regazo, al menos si no pagan pasaje. En el caso de haber comprado un billete para el peque, deberéis llevar con vosotros una silla de coche homologada.

Como ya hemos mencionado, cada aerolínea tiene sus propias reglas para los vuelos con bebés y niños, así que no dudéis en consultar respecto a la existencia (o no) de cunas para bebés en vuelos internacionales, comida especial para los peques, transporte del cochecito en cabina y cualquier otra duda que pueda surgiros.

Para minimizar las molestias de los bebés durante el despegue y el aterrizaje podéis amamantarlo, darle el biberón o el chupete y por supuesto, mantened al peque abrigado e hidratado durante todo el trayecto.

Viajar con bebés puede ser una experiencia gratificante. ¡No dejéis que vuestros miedos os paralicen!

Imágenes: Lars Plougmann, Sean Drelinger, Scott & Elaine Van der Chips

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)
 

cforms contact form by delicious:days