La plastilina casera les encanta a los niños. Pueden pasarse horas y horas jugando con ella, mezclando sus colores, creando muñecos y desarmándolos. ¡A mí me encantaba jugar con plastilina cuando era pequeña! Y a mis peques también les encanta.

Hoy os traemos una idea perfecta para disfrutar de una tarde en familia: hacer plastilina. ¡Imagináos qué divertido preparar vuestra propia plastilina y después jugar creando con ella!

En otro post, hemos visto cómo hacer un juego de arena casero y ahora, os enseñaremos cómo hacer plastilina comestible. El objetivo no es que se la coman, tan solo que tengamos la tranquilidad de que si en un descuido nuestro lo hacen no ocurrirá nada, ya que los ingredientes son totalmente comestibles.

No obstante vigilad siempre a los niños cuando estén jugando para evitar accidentes.

Esta divertida manualidad para niños es muy sencilla. Tan sólo necesitáis un poco de maña e ingredientes que todos tenemos en nuestros hogares.

Receta de plastilina con cremor tártaro

Ingredientes

  • 1 taza de harina
  • 1 taza de agua
  • 1/4 taza de sal
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 2 cucharaditas de cremor tártaro en polvo
  • colorante para alimentos
  • cacerola y cuchara de madera

Cómo hacer plastilina casera con cocción

Hacer plastilina casera
Hacer plastilina casera es muy fácil y divertido…
  • Mezclad todos los ingredientes, sin importar el orden, en la cacerola.
  • Cuando la mezcla se encuentre libre de grumos, calentadla  con calor medio y revolved continuamente. No dejéis de revolver en ningún momento.
  • Al cabo de unos minutos, comenzará a volverse espesa.
  • Seguid mezclando hasta que toda la mezcla se adhiera a la cuchara de madera como se observa en la imagen 2. ¡Listo! Ya tenéis plastilina casera para jugar.

¡Qué entretenida actividad con niños para un día lluvioso!

Vía: Adeline Stone

4.5/5 - (13 votos)