4 recetas de limonada deliciosas

Por
recetas de verano

El verano es el tiempo de las bebidas refrescantes: granizados, sorbetes ¡y limonadas! Hoy veremos algunas recetas de verano4 limonadas deliciosas y algunos consejos para reducir la cantidad de azúcar que normalmente lleva esta bebida.

Limonada tradicional, de fresas, brasileña y de piña ¡riquísimas! ¿Os gustaría saber cómo se preparan estas recetas de verano?

Limonada tradicional

Ingredientes para 6 vasos grandes

  • 300 ml de zumo de limón recién exprimido
  • 1,5 l de agua
  • 300 gr de azúcar o 150 gr de miel

Preparación

Calentamos 300 ml de agua y disolvemos en ella el azúcar o la miel. Agregamos el zumo de limón, el resto del agua bien fría, y servimos con hielo.

Limonada de fresa

Ingredientes para 4 vasos grandes

  • 150 ml de zumo de limón recién exprimido
  • 1/2 kg de fresas maduras
  • 1 l de agua
  • 100 gr de azúcar o 50 gr de miel (opcional, si las fresas son dulces no hace falta)

Preparación

Licuamos las fresas con la mitad del agua, agregamos el zumo de limón. Agregamos el resto del agua (si vamos a agregar azúcar o miel, calentamos el agua y la disolvemos en ella) Servimos con hielo.

Limonada brasileña

Recetas de verano

Esta limonada es bastante particular, porque lleva un poco de leche condensada. Como sabréis la leche condensada está ya azucarada, por lo que os aconsejamos hacer pruebas antes de agregar más azúcar. La receta es de Pequerecetas, y la encontráis en este enlace.

Limonada de piña

Ingredientes para 6 vasos grandes

  • 1 piña pequeña
  • 1,5 l de agua
  • el zumo de 2 limones
  • 2 cucharadas de azúcar o  1 de miel (opcional, si la piña es dulce no hace falta)

Preparación

Limpiamos la piña y la troceamos, y la licuamos. Agregamos el resto de los ingredientes y mezclamos bien. Servimos bien frío, con hielo.

¿Qué os parecen estas recetas de verano? ¡Yo me voy corriendo a prepararme una limonada de piña!

Limonada, consejos para reducir el azúcar

La limonada tradicional, como su nombre lo indica, es una bebida a base de zumo de limón, agua y azúcar. Existen otras variantes que veremos donde se agrega además otras frutas. La receta clásica lleva bastante azúcar, ¿cómo podemos reducirla o eliminarla?

  • En la limonada con agregados de otras frutas, es muy sencillo, por ejemplo en la receta de la limonada de fresas y la de piña, dos frutas naturalmente dulces. Si escogemos fresas y piñas de buena calidad y bien maduras, el dulzor natural de la fruta será suficiente, aunque si os gusta más dulce podéis agregar miel. ¡Hemos eliminado completamente el azúcar refinado!
  • En el caso de la limonada tradicional, es algo más complicado, porque hay que endulzarla sí o sí… ¿Os imagináis la cara de los peques si les damos zumo de limón con agua? En este caso, las alternativas al azúcar refinado son la miel, o el azúcar moreno (atención a que sea realmente no refinado, en comercio hay ‟azúcar moreno” que no es más que azúcar blanco con melaza). El sabor será algo diferente, pero igual de rico. No os aconsejamos otros endulzantes porque es un tema muy delicado y controvertido, si en casa los usáis también son una opción. Aclaramos por si hace falta que tanto la miel como el azúcar moreno tienen un buen aporte de calorías, por lo que nuestra intención al utilizarlos para reemplazar el azúcar refinado no es elaborar una bebida dietética, sino más saludable.
4 recetas de limonada deliciosas
¡VOTA SI TE HA GUSTADO!

video

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)