Cuando he visto esta manualidad para niños, ¡me he quedado encantada! Nunca se me había ocurrido usar cola blanca y colorantes alimenticios para hacer cuadros ¡pero la idea es sencilla y genial! Es por eso que hoy quiero explicaros cómo hacer estas manualidades infantiles, ¡cuadros de cola blanca!

Esta manualidad infantil me ha recordado mucho a la pintura mágica de leche que vimos hace un tiempo, pero en este caso el resultado final es un pequeño cuadrito ¡que podemos conservar! ¿Queréis saber como hacer cuadros de cola blanca y colorantes alimenticios?

He visto esta idea tan bonita y original en Babble Dabble Do, de donde he cogido la imagen principal. En este caso ellos han hecho unos círculos que después han colgado de las ventanas como atrapasueños, pero podemos hacerlos con diferentes formas y usarlos luego de la manera que más nos guste. Los dibujos abstractos que se forman al echar el colorante sobre la cola son preciosos, ¡muy psicodélicos! Los niños se quedarán con la boca abierta viendo los dibujos que los colores formarán al mezclarse y cuando observen que al secarse la cola, pueden desmoldar su cuadrito como si fuera de plástico, ¡no lo podrán creer!

Cuadros de cola blanca

Materiales necesarios

  • una tapa de plástico o metal que nos sirva de molde
  • cola blanca
  • colorantes alimenticios líquidos, o también acuarelas líquidas
  • palillos de dientes

Cómo hacer cuadros de cola y colorantes

Manualidades originales para niños
Imágenes del paso a paso: Housing a Forest

Simplemente ponemos una generosa cantidad de cola blanca sobre la tapa que usaremos de molde, procurando cubrir toda la superficie de manera pareja. Esta capa de cola debe quedarnos bastante alta, por lo menos 3 o 4 milímetros. Luego cogemos nuestros colorantes o acuarelas líquidas y vamos echando gotas sobre la cola.

Manualidades para niños

Con un palillo vamos removiendo los colores para que se mezclen y se superpongan entre sí. Los peques irán experimentado lo que sucede al mover los colores, ya que según la consistencia de la cola y de los colores que uséis se formarán diferentes dibujos y los colores se expanderán más o menos.

Manualidades infantiles con cola

Por ejemplo en el caso de esta imagen, la cola y/o el colorante son bastante densos, por lo que los colores no se expanden tanto y se pueden dibujar tramas parecidas a telarañas. En cambio en el ejemplo de la imagen principal, los materiales eran más líquidos y el efecto final es más similar al de las manchas de acuarelas.

Una vez que los peques estén satisfechos con el dibujo obtenido, debemos dejar secar. Hemos usado una gran cantidad de cola, por lo que seguramente tardará varios días en estar completamente seco, ¡pero vale la pena! Una vez que la cola se haya secado, podemos desmoldar nuestro cuadrito sin ningún esfuerzo, ¡nos quedará una especie de medallón de plástico! Podemos hacerle un agujerito y colgarlo de la ventana: al ser algo transparente, ¡el efecto será muy bonito!

¿Os ha gustado esta manualidad infantil sencilla? ¡A mí me ha encantado!