Los mejores amigos de los Reyes Magos son animales algo exóticos que tal vez los peques no hayan visto nunca personalmente. Por eso hoy os enseñaremos cómo hacer un camello con envases de huevos, para que los niños se diviertan y conozcan mejor a estos simpáticos animales.

Las manualidades con cartón y con materiales reciclados son perfectas para hacer con los niños porque son fáciles, y podemos encontrar todos los materiales en casa. ¡Ya veréis que para hacer este camello no deberéis comprar nada!

¿Queréis saber cómo se hace?

Necesitaréis un envase de huevos de cartón, cartulina o cartón, 4 pinzas de madera y un trocito de tela. Lo primero que haremos es cortar el envase, de manera que nos queden sólo dos de los huecos donde van los huevos, que serán la joroba de nuestro camello. Luego lo pintaremos con témpera marrón y lo dejamos secar.

Con cualquier retazo de tela que tengamos en casa, haremos la alforja. Es preferible usar fieltro porque no se deshilacha. Simplemente dibujamos sobre un papel una especie de 8 alargado, y con este molde cortamos la tela. Luego con un poco de lana marrón haremos la cola, uniendo varios trocitos de lana con un nudo en la punta.

Pegamos la cola a una punta del cuerpo, y pintamos las pinzas de marrón, que serán las patas del camello.

Para hacer la cabeza y el cuello del camello, dibujamos la silueta en un cartón siguiendo el dibujo de la imagen, y lo pintamos de marrón. Cuando se haya secado, pegamos unas orejitas de tela o cartón, dibujamos los ojos, y con un cordón de color o unos hilos trenzados, hacemos las riendas, que pasaremos por un agujero hecho en la trompa del camello. Decoramos la alforja con lentejuelas, perlitas, o lo que tengamos en casa.

Hacemos un corte vertical en el cuerpo para insertar el cuello. La ranura debe ser del mismo largo que el cuello, para que éste no se mueva. Podemos fijarlo del lado de adentro con un poco de celo, para estar seguros que no se saldrá. Pegamos la alforja al cuerpo, y ya tenemos listo nuestro camello.

Si a los niños les gusta jugar con animales de papel o cartón hechos por ellos mismos, no os perdáis estos divertidos animales de papel, o estas mariposas de papel ¡y pinzas!. 

¡Igualitos a los de los Reyes Magos! Seguro que a Melchor, Gaspar y Baltazar les encantarán estos camellos de cartones de huevos tan fáciles y divertidos.

Vía: My Mommie Makes It