Seguramente alguna vez os ha pasado: servís la comida para los niños y se niegan a comer. Intentáis el truco del avioncito pero el niño no abre la boca. Le decís que si no come, no va a crecer o que si no lo come hoy lo comerá mañana e incluso, os ofrecéis a preparar otra cosa. Pero nada… el peque se niega a probar bocado. ¡Qué desesperación!

Los niños, al igual que nosotros, se ven tentados por la comida a través de la vista. Si ven un plato que les llama la atención, es muy probable que lo prueben, al menos por curiosidad… Hoy os traemos algunas ideas de recetas para niños que os encantarán…

Desayunos divertidos para niños

Muchas veces los niños no quieren comer porque no les resulta divertido. Y claro, comer no es tan entretenido como jugar o ver los dibujitos… ¿O sí?

Cocina para niños desayunos

A veces tan sólo necesitáis un poco de imaginación para transformar una receta cotidiana en una receta divertida. ¿Qué me decís? ¡Mirad esas imágenes!

Con un poco de ketchup y unas rodajas de embutido y verdura podéis crear un simpático cerdito. O montar un crepe encima de otro y dibujar la carita de un oso con chocolate y uvas pasas o alguna otra fruta.

Las opciones son múltiples, con tan sólo un poco de maña podéis convertir la primera comida del día en un desayuno divertido. Y además, estas simpáticas recetas para niños pueden ser perfectas para sorprender a los peques en una fiesta infantil. ¿Qué os parecen?

Imagen: Hey Rainbows; Cutestfood