Elegir el calienta biberones no es tarea sencilla. Al igual que a la hora de escoger la silla de coche o la silla de paseo, pareciera necesario hacer un amplio estudio de mercado para no equivocarnos en la compra.

Antes de comprar, os recomendamos que evaluéis bien si necesitáis un calienta biberones. Admitámoslo: cuando estamos esperando un bebé, tenemos ganas de comprar muchísimas cositas y tener todo listo para su llegada… y a veces compramos de más. En este post, os ayudamos a definir si necesitáis o no un calienta biberones y os contamos cómo elegirlo.

Cuándo comprar un calienta biberón

Si pensáis dar pecho, quizás podáis esperar para comprar un calienta biberones ya que quizás nunca os sea necesario. Puede suceder que decidáis continuar con lactancia materna más tiempo del que tenéis en mente en un principio o que el bebé no se adapte nunca a la tetina y pase directamente del pecho al vasito.

La realidad es que el calienta biberones no es una compra imprescindible pero sí práctica. Los biberones pueden calentarse a baño María, como hacían nuestras madres en el pasado. Eso sí, tened en cuenta que este método tarda más y cuando tenéis al bebé llorando de hambre puede ser complicado llevarlo a cabo…

Los calienta biberones tardan menos tiempo que el baño María, dejan la leche a la temperatura adecuada e impiden que la misma hierva, algo muy importante sobre todo con la leche materna que al hervir pierde propiedades. Si habéis optado por dar biberón o sabéis que tendréis que ausentaros por trabajo y queréis que vuestro peque consuma leche materna, un calienta biberón puede ser una buena inversión.

Cómo elegir el calienta biberones

En el mercado encontraréis un sinfín de modelos… ¡Algo que complica mucho la elección! Pero no desesperéis. Hoy os damos algunas pistas para que escojáis el calienta biberones más adecuado para vosotros.

A la hora de comprar el calienta biberones, prestad especial atención a:

  • el tiempo que tarda en calentar el bibe.
  • su universalidad, os conviene comprar un calienta biberones que os permita calentar más de una marca de biberones. Nunca sabéis qué bibe será el preferido de vuestro peque…
  • si tiene o no pitido avisador. El pitido es muy útil porque, aunque todos los calienta biberones se apagan cuando terminan su proceso, no tendréis que estar al pendiente de él.
  • si es para casa o coche.

Modelos de calienta biberones

Como ya os comentamos, hay muchísimos modelos en el mercado. Os presentamos algunos que nos gustan mucho por diferentes motivos.

Cómo elegir el calienta biberones

Este calienta biberón eléctrico de Lovi es universal y compatible con la mayor parte de bibes y potitos, con termostato avanzado que ajusta automáticamente el tiempo de calentamiento y protege la comida del sobrecalentamiento, además de contar con un indicador de estado que se ilumina cuando la comida está lista. Otra buena opción si no estáis en casa, es el modelo portátil que podéis ver a la derecha de la pantalla. Funciona sin electricidad, con una cámara de gel que calienta la comida.

Cómo elegir el calienta biberones

Si utilizáis biberones o vasitos Avent, podéis elegir el calienta biberones Avent Express que calienta la comida en 4 minutos aproximadamente añadiendo solamente agua.

En aquellos casos en que os interese un calienta biberones también para el coche, Nuk tiene un modelo que sirve tanto para la casa como para el coche, calentando la comida en 90 segundos y 6 minutos respectivamente. ¿Lo mejor? Es universal y sirve para cualquier biberón y potito.

Cómo elegir el calienta biberones

Este calienta biberones de Medela nos gusta porque cuenta con una señal visual y acústica que os avisa cuando la comida está lista y se apaga automáticamente, manteniendo la comida caliente durante unos 20 minutos.

El modelo de Nûby que os presentamos es un 2 en 1: calienta biberones y esterilizador. Podéis calentar el bibe o el potito y el calentador eléctrico calculará automáticamente el tiempo de calentamiento en base a la cantidad y tipo de comida.

Podéis encontrar todos estos modelos de calienta biberones y consultar sus precios en Tutete.