Cuando decimos «mi libro», «nuestra casa», «amigos míos», estamos usando los determinantes posesivos para indicar a quién pertenece lo nombrado por el sustantivo: mi, nuestra, míos… son solo algunos de los posesivos que vamos a estudiar a continuación.

Identificar un determinante posesivo es sencillo, la lista es breve, pero tenemos que prestar atención a no confundirlos con los pronombres posesivos: os vamos a explicar cómo hacerlo, ya que en realidad son las mismas palabras, lo que cambia es su función. Además encontraréis unos cuantos ejemplos de oraciones que os ayudarán a entenderlo aún mejor.

Qué son los determinantes posesivos

Los determinantes posesivos son palabras que señalan una relación de posesión entre el objeto al que se hace referencia y la persona gramatical del poseedor.

En otras palabras, se usan para determinar a quién pertenece lo nombrado con el sustantivo. Pero antes de seguir, vamos a entender a qué nos referimos cuando hablamos de determinantes.

¿Qué es un determinante?

Los determinantes son palabras que aportan información sobre el sustantivo. Si decimos «Aquella casa es nuestra» Aquella y nuestra son dos determinantes que concretan y determinan al sustantivo: no se trata de cualquier casa, sino «aquella», que además es «nuestra».

Un determinante puede aportar información sobre el número, el género, la posesión y la situación en el espacio de un sustantivo.

APRENDE MÁS SOBRE LOS DETERMINANTES

Al principio hacíamos referencia a que en ocasiones un determinante se puede confundir con un pronombre. En el caso de los pronombres posesivos, esta confusión se puede producir porque cuando acompañan al nombre funcionan como determinantes. Pero vamos a ver de qué modo reconocer siempre si nos encontramos ante un posesivo que funciona como determinante o como pronombre:

Diferencia entre determinante y pronombre

¿Cómo podemos saber si nos encontramos frente a un determinante o a un pronombre?  Tenemos que recordar que los determinantes ACOMPAÑAN AL SUSTANTIVO, los pronombres LO SUSTITUYEN.

  • El libro mío es el azul. «Mío» es un determinante posesivo que indica la pertenencia del objeto (el libro azul)
  • ¿De quién es el libro azul? Es mío. «Mío» es un pronombre posesivo que reemplaza al sustantivo «libro»

Lista de determinantes posesivos

Determinantes posesivos

Singular Plural
Masculino Femenino Masculino Femenino
Un poseedor
1.ª persona mi, mío mi, mía mis, míos mis, mías
2.ª persona tu, tuyo tu, tuya tus, tuyos tus, tuyas
3.ª persona su, suyo su, suya sus, suyos sus, suyas
Varios poseedores
1.ª persona nuestro nuestra nuestros nuestras
2.ª persona vuestro vuestra vuestros vuestras
3.ª persona suyo suya suyos  suyas

Determinante posesivo: ejemplos

  1. Mi amigo Pedro viene mañana para acompañarme a casa de mis padres.
  2. No puedo revisar su coche aquí, por favor pase esta tarde por mi taller.
  3. Nuestra clase irá de viaje de fin de curso a París, podré llevar mi maleta nueva.
  4. Es un problema vuestro, a mí no me vengáis con cuentos.
  5. He cogido las llaves de tu coche, te las devuelvo por la tarde.
  6. sus padres no les gustará saber que Manuel ha arruinado su mejor traje.
  7. Los Martínez son nuestros amigos de toda la vida.
  8. Ese amigo tuyo no me gusta nada.
  9. Fue idea suya pero enseguida dije que sí porque me encantó.
  10. Vuestra madre me dijo que habéis sacado buenas notas.

¿Te ha quedado claro? Sigue aprendiendo con nosotros en nuestra sección de Educación.

¡VOTA SI TE HA GUSTADO!