Ha llegado el momento de hablar sobre los grados del adjetivo. Ya sabemos que los adjetivos son palabras que complementan a un sustantivo, modificándolo y dando más información acerca de él. Expresan características atribuidas al sustantivo, que pueden ser cualidades, número, pertenencia, etc.

Estas cualidades expresadas a través del adjetivo pueden tener diferente intensidad: si decimos «la casa grande» o «la casa grandísima«, la intensidad de la cualidad «grande» no es la misma ¿verdad? De esto se tratan los grados del adjetivo: vamos a aprender cuáles son, de qué tipo y vamos a ver ejemplos de cada uno.

Qué son los grados del adjetivo

Los adjetivos expresan cualidades;  si queremos darle mayor o menor intensidad a estas cualidades, podemos modificar el adjetivo. A estas formas de dar intensidad se les llama grados del adjetivo.

Los grados del adjetivo son tres: positivo, comparativo y superlativo.

Adjetivos positivos

Cuando el adjetivo expresa una cualidad del sustantivo, sin especificar intensidad, se trata de un adjetivo positivo. Veamos algunos ejemplos:

  1. La casa grande
  2. La bella ciudad
  3. El perro negro
  4. El cuaderno azul
  5. Mi primo pequeño
  6. El hombre cansado
  7. La moneda dorada
  8. La calle angosta
  9. El gato enfadado
  10. La alta montaña

Grado comparativo

Cuando la cualidad del sustantivo se expresa en comparación con otro, se trata del grado comparativo del adjetivo. Dentro de este grado se distinguen tres tipos: grado comparativo de superioridad, de igualdad de inferioridad.

Grado comparativo de superioridad

Grado comparativo de superioridad

Cuando expresa que el grado que alcanza el adjetivo en uno de los elementos es mayor que el del otro elemento comparado. Su estructura es:

más + adjetivo + que

Veamos algunos ejemplos:

  1. Esta casa es más grande que aquella.
  2. Mi ciudad es más bella que la tuya.
  3. Su perro es más negro que el tuyo.
  4. Este cuaderno es más azul que ese.
  5. Mi primo es más pequeño que el suyo.
  6. Aquel hombre está más cansado que este.
  7. Tu moneda es más dorada que la mía.
  8. Esta calle es más angosta que aquella.
  9. Este gato está más enfadado que aquel.
  10. Aquella montaña es más alta que esta.

Algunos adjetivos forman el comparativo de superioridad con otra estructura:

  1. Bueno: comparativo de superioridad «mejor«. Ejemplo: Mi coche es mejor que el tuyo.
  2. Malo: comparativo de superioridad «peor». Ejemplo: El clima de hoy es peor que el de ayer.
  3. Grande: comparativo de superioridad «mayor«. Ejemplo: Mi hermano es mayor que el tuyo.
  4. Pequeño: comparativo de superioridad «menor«. Ejemplo: Laura es menor que Carlos.

Grado comparativo de igualdad

Grado comparativo de igualdad

Cuando el grado alcanzado por el adjetivo es igual en ambos elementos de la comparación. Sigue la siguiente estructura:

tan + adjetivo + como

Ejemplos:

  1. Esta casa es tan grande como aquella.
  2. Mi ciudad es tan bella como la tuya.
  3. Su perro es tan negro como el tuyo.
  4. Este cuaderno es tan azul como ese.
  5. Mi primo es tan pequeño como el suyo.
  6. Aquel hombre está tan cansado como este.
  7. Tu moneda es tan dorada como la mía.
  8. Esta calle es tan angosta como aquella.
  9. Este gato está tan enfadado como aquel.
  10. Aquella montaña es tan alta como esta.

Grado comparativo de inferioridad

Grado comparativo de inferioridad

Cuando se quiere destacar que el grado alcanzado por el adjetivo de uno de los elementos es menor al que se da en el otro elemento. La estructura es:

menos + adjetivo + que

Veamos algunos ejemplos:

  1. Esta casa es menos grande que aquella.
  2. Mi ciudad es menos bella que la tuya.
  3. Su perro es menos negro que el tuyo.
  4. Este cuaderno es menos azul que ese.
  5. Mi primo es menos pequeño que el suyo.
  6. Aquel hombre está menos cansado que este.
  7. Tu moneda es menos dorada que la mía.
  8. Esta calle es menos angosta que aquella.
  9. Este gato está menos enfadado que aquel.
  10. Aquella montaña es menos alta que esta.

Adjetivos superlativos

Grado superlativo

Expresa el máximo grado posible de la cualidad del sustantivo. El grado superlativo del adjetivo se puede expresar de varias formas:

Muy + adjetivo

Añadiendo el adverbio «muy» delante del adjetivo:

  1. La casa es muy grande
  2. La ciudad es muy bella
  3. El perro es muy negro
  4. El cuaderno es muy azul
  5. Mi primo es muy pequeño
  6. El hombre está muy cansado
  7. La moneda es muy dorada
  8. La calle es muy angosta
  9. El gato está muy enfadado
  10. La montaña es muy alta

Con sufijos

Mediante derivación, añadiendo los sufijos -ísimo, -ísima, -érrimo, -érrima

  1. La casa grandísima
  2. La bellísima ciudad
  3. El perro negrísimo
  4. El cuaderno azulísimo
  5. Mi primo pequeñísimo
  6. El hombre cansadísimo
  7. La moneda doradísima
  8. La calle angostísima
  9. El gato enfadadísimo
  10. La altísima montaña

Prefijación

En el hablar popular se utilizan prefijos como requete-, sobre-, extra- o super-:

  1. La casa requetegrande
  2. La ciudad superbella
  3. El perro extranegro
  4. El cuaderno superazul
  5. Mi primo requetepequeño
  6. El hombre extracansado
  7. La moneda superdorada
  8. La calle requeteangosta
  9. El gato superenfadado
  10. La montaña superalta

Adverbio + adjetivo

También se puede el llamado superlativo perifrástico añadiendo un adverbio al adjetivo:

  1. La casa bien grande
  2. La extraordinariamente bella ciudad
  3. El perro increíblemente negro
  4. El cuaderno verdaderamente azul
  5. Mi primo realmente pequeño
  6. El hombre tremendamente cansado
  7. La moneda impresionantemente dorada
  8. La calle horrorosamente angosta
  9. El gato horriblemente enfadado
  10. La especialmente alta montaña

El superlativo además puede ser absoluto o relativo:

Superlativo absoluto

Cuando un elemento posee una cualidad en su grado más alto, independientemente de otros elementos. Se expresa con los sufijos y los adverbios que hemos visto anteriormente.

La ciudad extraordinariamente bella.

La casa grandísima.

Superlativo relativo

Asigna el grado máximo de una cualidad a un elemento en relación con otros. Se puede expresar:

Añadiendo al adjetivo un adverbio de cantidad (más o menos) precedido por un artículo (ARTÍCULO + ADVERBIO + ADJETIVO):

La más grande

El menos inteligente

La más angosta

El más pequeño

Mediante un comparativo (mejor, peor, mayor, menor) precedido de un artículo y seguido por un complemento introducido por la preposición «de» (ARTÍCULO + COMPARATIVO + COMPLEMENTO):

La mejor de las ciudades

El mayor de los hermanos

La peor de las noticias

El menor de los primos

Hasta aquí llegamos con esta explicación sobre los grados del adjetivo. ¡Seguro que os ha quedado muy claro! Seguid aprendiendo con nosotros con nuestros recursos educativos de la sección Educación.

Imagen www.freepik.com