Hoy os proponemos una manualidad de Halloween para niños muy fácil y entretenida. Tan sólo necesitáis piedras, pinturas y un poco de inspiración…

Las manualidades con piedras son divertidísimas. Los peques adoran crear con sus propias manos pequeños muñecos para decorar su habitación o regalárselos a papá y mamá. Halloween está a la vuelta de la esquina y se nos ha ocurrido una idea: ¿qué os parece si salís de paseo al parque con los peques y luego pintáis juntos unas piedras monstruosas?

Juntad con los niños todas las piedras que encontréis y al llegar a casa, no os olvidéis de lavarlas bien con agua y detergente para eliminar cualquier rastro de suciedad.

A continuación, ¡poned manos a la obra! Lo primero es decidir en qué se transformará cada piedra. ¿Véis alguna similitud entre esa pequeña piedra y un fantasma o un monstruo? Entonces, preparad la pintura y comenzad vuestra labor.

Frankenstein, fantasmas, esqueletos, calabazas de Halloween, arañas… ¡Podéis crear lo que se os ocurra!

¿Os gusta esta manualidad fácil para Halloween?

Vía: Multiplesandmore