Muchos papis elegimos contar a nuestros hijos la historia de Papá Noél y los Reyes Magos. Nos entretiene vivir la ilusión junto a los peques, dejar comida para los camellos… En fin, vivir juntos la inocencia de la infancia pero ¿qué pasa cuándo los peques preguntan si Papá Noél existe?

Tarde o temprano llegará el momento en que tus hijos te harán la famosa pregunta. Si ese día ya ha llegado, no te pierdas este post…

¿Está bien hablar de Papá Noél a los niños?

Sin duda, habrás escuchado alguna vez que algunas personas sostienen que es mejor no hablar de Papá Noél a los niños para no “mentirles” sobre su existencia. La realidad es que la decisión es propia de cada familia, por eso existen posturas contrapuestas al respecto.

Incluso los expertos no se ponen de acuerdo, como puedes leer en este artículo sobre el tema. La mujer de mi primo es psicóloga y me ha dicho que decirle a los niños que Papá Noél y los Reyes Magos existen y traen obsequios puede generar desconfianza en ellos cuando se enteren de que en realidad era todo una historia, una tradición. Pero, si investigamos, no hay estudios que sostengan esta postura.

De hecho, algunos psicólogos sostienen que estas historias populares no afectan de ninguna manera a los peques.

Pero no entremos en polémicas porque, como bien sabes, aquí defendemos que cada familia haga lo que la hace feliz… Vayamos a los nuestro: ¿qué podemos hacer cuando los peques preguntan si Papá Noél existe?

Consejos para afrontar la pregunta “¿Papá Noél existe?”

Te damos algunas recomendaciones para esa situación:

  1. Evalúa la situación: ¿qué edad tiene tu peque? Si tu hijo es pequeño, seguramente esté esperando que le confirmes la existencia de Papá Noél. Si no quieres hablar directamente de su existencia porque sientes que “mientes”, puedes cambiar de tema esperando que “olvide su pregunta” o contarle un cuento al respecto, explicándole que se trata de una tradición como soplar las velas cuando hay un cumpleaños o hacer un regalo en el Día de la Madre o del Padre.
  2. Pregúntale a tu hijo qué piensa: es importante saber qué siente y piensa el pequeño, ver si realmente tiene argumentos para pensar que Papá Noél no existe o si es algo que repite porque lo escuchó en boca de alguien.
  3. Di la verdad: sobre los 6 o 7 años, la mayoría de los niños descubren que Papá Noél no existe (y a este descubrimiento siguen los Reyes Magos, el conejo de Pascua y el Ratoncito Pérez). No intentes seguir con la ilusión porque si tu hijo ya ha descubierto la verdad, podría llegar a tomar tu actitud como una mentira. ¿Una opción? Explícale que se trata de una tradición que hace ilusión a grandes y pequeños y que sólo los niños grandes pueden saber la verdad.
  4. Dale una explicación de por qué no debe decirle a sus hermanos, primos ni amigos lo que ha descubierto: no quieres enfrentarte a padres enfadados, ¿verdad? Dile a tu hijo que él ya es mayor para saber la verdad y que solamente quienes preguntan pueden saberla.
  5. Consuela a tu peque: algunos niños viven el descubrimiento como una gran pérdida. No critiques esos sentimientos ni los censures. La empatía es tu mejor opción.

¿Qué piensas al respecto? ¿Ya has vivido esta situación? Cuéntanos cómo has actuado cuando tu hijo te pregunto si Papá Noél existe

Descubre más artículos interesantes en nuestra sección Escuela de Padres.

Imagen: U.S. Army Corps of Engineers Europe District