Si estáis buscando postres fáciles de Halloween, os sorprenderán estas fresas con chocolate… perfectas para amenizar cualquier fiesta de Halloween.

Prepararlas es muy sencillo, tan sólo tienes que derretir al baño María o en el microondas chocolate de cobertura blanco y negro, y mojar las fresas en él, dejando que caiga algo de chocolate al apoyarlas en una bandeja cubierta con papel encerado.

Dejar que se enfríen en el frigorífico, y una vez solidificado el chocolate sólo tenéis que pintar los ojos y la boca con el chocolate de color contrario.

Vía: Gordon Gossip