“Este año dejo de fumar, me apunto al gimnasio… o la piscina, empiezo con el inglés,  la dieta para el verano, me apunto a yoga…”

Seguro que algunos de estos propósitos de año nuevo os suenan, ¿verdad? Con cada inicio de año nos proponemos iniciar o retomar actividades y proyectos. Algunos nuevos, otros que tenemos pendientes; algunos relacionados con nuestro aspecto físico, otros con nuestro nivel académico y otros con la mejora emocional.

Queremos aportar unos propósitos saludables para todos aquellos que son padres o que tienen niños a su alrededor. Son algunas ideas para crecer como padres y como personas, a tener en cuenta durante este año… ¡y los siguientes!

Propósitos de Nuevo Año con nuestros niños:

  • DEDÍCALES TIEMPO DE CALIDAD. Desconecta del mundo, apaga el móvil y la tele, disfruta del juego y la compañía de tus hijos TODOS los días. Organiza tu tiempo para que así sea, te ayudará a descargar tensiones a ti también.
  • COLABORA EN SU AUTOESTIMA. Cuidado con las palabras, algunas pueden hacer mucho daño. Acepta sus limitaciones y cualidades, colabora y ayúdale a superarse y cambiar. Todos somos diferentes, con nuestras dificultades y capacidades, eso nos hace únicos y especiales.
  • AYÚDALE EN SU APRENDIZAJE. Preocúpate por sus tareas y su día a día en el cole, anímale a aprender para descubrir y crecer. Tú eres el mejor ejemplo para ellos. Disfruta con el aprendizaje de cosas nuevas, aprovecha esta nueva oportunidad.
  • CONOCE Y PREOCÚPATE POR SUS EMOCIONES. Acompáñale cuando esté triste, enfadado, miedoso o feliz. Invítale a expresar sus sentimientos y superar los malos momentos.

Propósitos de Nuevo Año con nosotros mismos:

  • CÉNTRATE EN LO POSITIVO. En ocasiones es complicado, pero el optimismo y la positividad te va a ayudar a ver las cosas desde otro punto de vista y, por lo tanto, a ser más creativo para encontrar soluciones.
  • HAZTE CONSCIENTE DE TUS LOGROS. No pases por alto todo lo que has conseguido, a veces nos castigamos con aquello a lo que no hemos llegado. Para llegar a la meta hay que saltar muchas vallas.
  • NO TE COMPARES. CONFÍA EN TI MISMO. El mejor punto de partida para avanzar eres tú mismo.
  • ACÉPTATE TAL Y COMO ERES. Dedica tiempo para ti y para disfrutar de tus aficiones, hobbies, gustos… Te permitirá desconectar y coger fuerzas.
  • ESFUÉRZATE PARA MEJORAR. Si conoces en qué quieres mejorar y sabes cómo hacerlo, sólo tienes que lanzarte a conseguirlo.

Estas fechas en las que hacemos balance de las cosas que nos han pasado durante todo el año, lo que queremos y lo que no queremos… es un buen momento para parar, tomar aire, mirar un poquito hacia dentro e intentar crecer.

Recuerda… El bienestar psicológico de los padres es clave para la felicidad de los hijos. Cuídate.
¡FELIZ AÑO PARA TODOS!