¿Estáis buscando un postre fácil y divertido para sorprender a los niños esta noche? Pues hoy os traemos varias ideas rápidas y muy originales que podéis preparar en poco tiempo. Estos 7 postres fáciles y rápidos para niños están riquísimos y seguro que tenéis todos –o casi todos– los ingredientes en casa.

Con estos postres para niños dejaréis a los peques con la boca abierta y seguro que os pedirán que los preparéis todas las noches. ¿Os gustaría ver estos postres fáciles?

La idea de la imagen principal es genial por lo sencilla. Será suficiente lavar bien una manzana y cortarla en rebanadas anchas, sin quitar le corazón. Luego pinchamos las rebanadas en palillos de piruletas y las bañamos con chocolate de cobertura, espolvoreándolas con sprinkles. Dejamos secar ¡y ya tenemos listo el postre! Avisádles a los niños que las manzanas tienen el corazón y las semillas. (Fuente: Bored Blog Almighty)

Postres fáciles y rápidos, gelatina con nata

Postres fáciles
Fuente: Grateful Prayer Thankful Heart

Esta idea me ha encantado. Sólo necesitáis gelatina de la fruta que más os guste, fruta fresca y nata montada. Antes de empezar preparad las copas, colocándolas de costado dentro de algún recipiente, apoyadas contra un borde, de manera que queden inclinadas. Preparáis la gelatina siguiendo las instrucciones del envase, la ponéis en las copas con algunos trozos de fruta y la dejáis solidificar así inclinada. Cuando la gelatina en las copas se haya solidificado, enderezáis las copas. Preparáis otro poco de gelatina y le mezcláis unas cucharadas de nata, y la echáis en las copas ya derechas. Dejáis enfriar bien y servís con un copo de nata montada por encima.

Postres fáciles y rápidos, ratoncitos de fruta

Postres fáciles con fruta
Fuente: Always Order Dessert

La fruta de toda la vida se puede convertir en un postre divertido si la decoramos un poco. Por ejemplo media pera se transforma en un ratoncito, si agregamos orejas de almendras, ojos y nariz de arándano o de chispas de chocolate, y una colita que puede ser un trozo de hilo. Ya os habíamos mostrado 5 postres fáciles para niños con fruta en otra ocasión, ¿cuál o gusta más?

Postres fáciles y rápidos, piruletas de Oreo

Postres rápidos
Fuente: Makoodle

Para hacer unas piruletas rápidas y deliciosas es suficiente coger unas galletas tipo Oreo, abrirlas a la mitad y pegar un palillo de piruleta en medio con un poco de chocolate del que usaremos para la cobertura. Una vez que el chocolate se ha secado y el palito está firme, bañamos las galletas con chocolate de cobertura blanco y las apoyamos de un lado sobre un plato con fideítos de colores. Dejamos secar y las piruletas están listas para sorprender a los peques. Si os gustan los ‟postres en palito”, no os perdáis los 7 cakes pops y piruletas para fiestas infantiles que os mostramos hace un tiempo.

Postres fáciles y rápidos, palitos de pretzel con chocolate

postres rápidos para niños
Fuente: Mom On Time Out

Esta idea de bañar las cosas con chocolate tiene mucho juego y sino mirad estos palitos de pretzel bañados en chocolate, muy bonitos y sencillos. Una vez que los hemos pasado por el chocolate se pueden espolvorear con muchas cosas, como sprinkles, chocolate picado, frutos secos troceados, cereales, cualquier cosa que quede crujiente y os gustaría combinar con el chocolate.

Postres fáciles y rápidos, galletas de manzana

Recetas de postres para niños
Fuente: Rachel Schultz

De nuevo las manzanas, una fruta que por sí sola puede resultar algo sosa, cambia completamente con el agregado de una crema dulce como el dulce de leche u otra similar. Cortamos rodajas de manzana y las pasamos por zumo de limón, las secamos con papel de cocina y las untamos con la crema, y luego espolvoreamos con frutos secos troceados y chispas de chocolate.

Postres fáciles y rápidos, nubes de azúcar con chocolate

Postres infantiles
Fuente: The Craft Train

Y para terminar, el triunfo del azúcar. Un dulce que podemos tomar de vez en cuando, para ocasiones especiales. Tan sencillo como pinchar dos o tres nubes en un palito y bañarlas con un poco de chocolate de cobertura por encima, espolvoreado con algunos fideítos de colores.

¿Qué os parecen estos postres fáciles y rápidos? Algunas opciones son más saludables, otras están reservadas a días especiales en los que nos permitimos un poco más de azúcar de lo habitual, pero todos son sorprendentes ¡y muy sencillos!