Estas coronas de Navidad se convertirán en protagonistas de vuestras casas cuando las vean los niños… Aunque os aconsejamos que les pidáis que os ayuden a prepararlas, porque seguro que disfrutan viendo cómo la corona poco a poco va cogiendo forma.

Lo mejor de estas coronas de Navidad es que todas están hechas con dulces o golosinas, por lo que si queréis que duren algo de tiempo tenéis que aseguraros de alejarlas de las manos infantiles…

Os dejamos con tres muestras de las deliciosas coronas de Navidad que podéis preparar con un poco de imaginación…

Corona de Navidad de nubes y gominolas

Realizar esta corona es bastante sencillo, tan solo necesitáis una base de corona de corcho e ir pinchando en un palillo las nubes blancas, aunque es conveniente asegurarlas con un poco de pegamento (eso sí, no dejéis que se las coman luego). Aquí podéis ver el paso a paso.

Corona de Navidad de gominolas

Aquí podéis ver con detalle cómo preparar paso a paso esta corona de Navidad de gominolas, que aunque no será comestible, desde luego queda colorida y muy dulce…
Corona de Navidad de gominolas

Corona de Navidad de galletas

Martha Stewart nos enseña a preparar esta original corona de Navidad de las clásicas galletas de jengibre, tan típicas en estas fechas.
Corona de Navidad de galletas de jengibre

Deliciosas coronas de Navidad
¡VOTA SI TE HA GUSTADO!