Cada año, cuando se acerca la época de cumpleaños, empiezo a prestar atención en búsqueda de ideas para fiestas infantiles. Si sóis como yo, seguramente estáis siempre con los ojos abiertos para encontrar formas nuevas de sorprender con la decoración infantil.

Hoy os traemos una nueva idea que nos ha encantado: decorar una fiesta con globos de lana. En otro post, vimos lo fácil que es hacer globos decorativos para la habitación infantil… ¿Os animáis a preparar muchos de colores diferentes y alegrar con ellos la fiesta de vuestro peque?

La versatilidad de las manualidades con lana siempre me pareció interesante. Con un pequeño puñado de lana sobrante de algún tejido (o de otra manualidad) podemos crear cosas estupendas. Así que ya sabéis: ponéos a buscar todos los trozos que encontréis de lana en vuestra casa, pedidle a vuestra madre y a vuestras amigas que colaboren también… ¡Cuántos más colores mejor!

Materiales necesarios

  • lana de diferentes colores
  • pegamento
  • globos
  • vaselina
  • un palo o soga para colgar
  • un bol para mezclar
  • tijeras
  • fécula de maíz
  • mantel de plástico

Paso a paso de los globos de lana

El primer paso de esta sencilla y económica manualidad infantil es inflar los globos hasta lograr el tamaño deseado, así que ¡preparad vuestros pulmones! Cuando tengáis la cantidad de globos deseados (y del tamaño que queráis), podéis poner manos a la obra. Una recomendación: podéis inflar los globos para obtener diferentes tamaños, así quedará aún más informal y simpática la decoración infantil.

Antes de empezar, es recomendable montar el espacio de trabajo. Para ello, colocad un palo entre dos sillas y tendréis el espacio de secado. No olvidéis colocar debajo el mantel de plástico para evitar salpicaduras en el suelo.

Luego, atad un trozo de lana alrededor del tronco del globo y colgad cada globo de la varilla, con espacio entre ellos para que no se toquen. Con cuidado, cubrid cada globo con una capa de vaselina. Este procedimiento evitará que la lana se peque al globo.

En paralelo, mezclad media botella de pegamento con aproximadamente 1/2 taza de fécula de maíz y 1/4 taza de agua. Una vez obtenida la consistencia deseada, sumergid la lana en el pegamento y exprimid el exceso. Asegurad la lana con un nudo en el tronco del globo y empezad a envolverlo verticalmente. Luego, cruzad la lana de manera horizontal. Cuando buena parte del globo se encuentre cubierto, cortad la lana y atad cerca del tronco del globo para ocultar el nudo.

Dejad secar al menos 24 horas. Finalmente, pinchad el globo y retirad los trozos. ¡Listo!

¿Qué os parece esta idea de decoración para cumpleaños?

Vía: Hostess with the Mostess