Los juegos de memoria son ideales para ayudar a los peques a desarrollar la memoria visual y además, ¡son divertidísimos! Por eso hoy os enseñamos a hacer un juego de memoria. ¡Os lo pasaréis pipa con esta manualidad infantil y más aún cuando la tengáis lista!

Existen muchísimos juegos de memoria para niños: con dibujos, con tarjetas de preguntas y relojes de arena, en aplicaciones para Ipad… Más simples o más sofisticados, todos son buenísimos para ayudar a fomentar la memoria de nuestros peques. Os proponemos fabricar un juego de memoria fácil, perfecto para los más pequeños de la casa. ¿Os apuntáis?

Lo mejor de esta manualidad infantil con cartulina es que ¡podéis adaptarla a la edad de vuestros peques! Como leéis… Vosotros decidís cuántas piezas haréis y cuantas más parejas tenga el juego, ¡más difícil será! Este juego infantil puede ser un gran entretenimiento para los peques, a la vez que os ayudará a fomentar la memoria infantil ¡y la vuestra también! ¿Os animáis a desafiar a vuestros hijos?

Materiales necesarios

  • cartón fino
  • papeles de colores o papeles de regalo (con un pequeño trozo de cada papel es suficiente, podéis utilizar trozos que tengáis en casa)
  • cartulina
  • pegamento en barra
  • tijeras
  • cinta adhesiva doble faz
  • regla
  • palillos de helado

Tutorial para hacer un juego de memoria

Juego de memoria, ¡fabrica el tuyo!

Como la primavera ya llegó, nos pareció divertido hacer helados para este juego de memoria pero vosotros podéis utilizar el diseño que más os guste o, si no queréis complicaros, hacer tarjetas rectangulares y ¡listo!

Primero, debéis realizar un modelo de helado que os servirá para lograr que todas las piezas del juego de memoria sean iguales. Con ayuda de esta plantilla, dibujáis la cantidad que deseéis de helados en el cartón. Yo prefiero pegar primero los trozos de papeles de colores o papeles de regalo de un lado del cartón, para luego recortar todo de una vez pero vosotros podéis hacer como os sea más cómodo: como lo hago yo o pegando los papeles y luego recortando los helados de cartón por un lado y los de papel por otro para pegarlos luego con el pegamento en barra.

Cuando tengáis todas las parejas de helados recortadas, debéis recortad helados de la cartulina con ayuda nuevamente de la plantilla. Una vez listos, pegáis los palillos en la parte posterior de cada pareja de helados utilizando la cinta adhesiva de doble faz, con cuidado de que cada palillo os quede exactamente a la misma altura. Utilizad la regla para aseguraros de que es así, recordad que los peques son muy observadores y la idea es que todas las piezas del juego de memoria se vean exactamente iguales.

Finalmente, colocad cinta adhesiva de doble faz a lo largo y ancho de la parte posterior de cada pieza y pegad los helados de cartulina para que todas las piezas se vean iguales.

¿Qué os parece nuestro tutorial para hacer un juego de memoria para niños?

Vía: eatdrinkchic