Las manualidades con pintura son una etapa fundamental en el desarrollo motriz y creativo de los niños y no por nada están entre las primeras que podemos hacer con los peques. Lo bueno de la pintura es que se puede adaptar a las posibilidades de cada niño y a sus capacidades motoras, por lo que desde pequeños (usando pinturas “comestibles”) hasta ya grandecitos se pueden divertir pintando y coloreando. Hoy os traemos unas cuantas buenas ideas para hacer manualidades infantiles: ¡pintamos sin pinceles!

Pintar con pinceles requiere una motricidad fina que los más pequeños todavía no han desarrollado, pero eso no significa que no puedan pintar: ¡hay muchas maneras divertidas de hacerlo! Y con estas manualidades con pinturas no se divertirán sólo los pequeñines, ¡también los más grandes se lo pasarán muy bien! ¿Os gustaría ver estas manualidades infantiles para pintar sin pinceles?

En la imagen principal vemos la primera de nuestras propuestas: pintar soplando con una pajita. A los niños les encanta ver cómo la pintura corre por la hoja, tomando caminos y dibujando formas inesperadas. Es muy sencillo de realizar, sólo tenemos que colorear un poco de agua con témperas (si los niños son pequeños y hay riesgo de que chupen en vez de soplar, usad colores no tóxicos o colorantes alimentarios), echar un poco de esta pintura bien líquida sobre una hoja de papel grueso y con una pajita ir soplando para que la pintura vaya corriendo por la hoja. (Imagen: Raising Parks)

Pintar con pajitas

Manualidades para niños
Fuente: Tutus & Tea Parties

Para los más pequeñitos esta manualidad infantil va muy bien, porque es sencilla y divertida. Debemos preparar una témpera bien diluida, que sea casi líquida como el agua, y cortar unas pajitas en trozos de unos 10 cm. Los peques deben meter la pajita dentro del recipiente y una vez que la punta está dentro de la pintura, tapar el agujerito del otro extremo con el dedo. De este modo se crea un vacío y un poco de la pintura sube por la pajita. Teniendo siempre el agujerito tapado deben sacar la pajita de la pintura y ponerla sobre el papel y levantar el dedo. La pintura caerá formando motas en el papel.

Pintar con frutas y verduras

Pintar con frutas

Otro modo ideal de pintar con los niños más pequeños es usar frutas y verduras como si fueran sellos. Ya os habíamos contado cómo se hace cuando os enseñamos a pintar con frutas y verduras. ¡Qué bonito queda!

Pintar con burbujas

Manualidades con pintura para niños
Fuente: Ramblings From Utopia

¡Los niños se divertirán como locos pintando con burbujas! Esta manualidad no es aconsejable para los más pequeños que todavía no tengan claro cuándo soplar o chupar, porque debemos agregar jabón para los platos a la pintura y podrían beberlo. Como en los casos anteriores cogemos varios recipientes con agua y los coloreamos con témpera, les agregamos unas gotas de jabón y soplamos con las pajitas para hacer burbujas. Cuando las burbujas hayan subido bastante y salgan por encima de los recipientes, vamos apoyando encima una hoja de papel grueso, reventando con ella las burbujas.

Pintar con bastoncillos

Pintar con bastoncillos

Hace un tiempo os habíamos mostrado este bonito árbol de otoño pintado con bastoncillos y os explicamos paso a paso cómo se hace. Con la misma técnica se pueden hacer muchos dibujos diferentes y los más pequeños se entretendrán llenando la hoja de motas.

Pintar con canicas

Pintar sin pinceles
Fuente: Cheap Crafty Mama

¡Vaya modo de pintar más divertido! Las canicas rodando sobre la fuente irán pintando líneas cruzadas: ¡puro arte abstracto! Necesitamos una fuente de horno, en la que pegaremos con un trocito de celo por detrás una hoja de papel en el centro. Luego en los lados de la fuente colocamos algunas gotas de témperas de diferentes colores, sin diluirla. Ponemos una canica dentro la fuente y empezamos a moverla de aquí para allá para que la canica ruede y se vaya mojando en los diferentes colores.

Pintar con hojas

Pintar con hojas

Otrs técnica clásica es hacer estampas con hojas de diferentes tamaños y formatos, los niños alucinan cuando ven las formas que dejan impresas en el papel. Hace un tiempo os habíamos explicado cómo pintar con hojas, podéis usar tintas, témperas o acrílicos.

Pintar con un tenedor

Pintar con los niños
Fuente: I Heart Crafty Things

Un tenedor desechable también puede ser una buena herramienta para pintar, ya que sus dientes crean una trama bonita. Se puede usar a modo de sello, mojando todos los dientes del tenedor en la témpera sin diluir y luego haciendo presión con ellos sobre la hoja, o ir mojando sólo la punta y hacer líneas moviendo el tenedor sobre el papel, como si fuera un pincel.

¿Qué os parecen estas técnicas para pintar sin pinceles? Desde luego hay muchas más, estos son sólo algunos ejemplos de todas las manualidades con pinturas que se pueden hacer para que los niños se diviertan y de paso desarrollen la creatividad y la motricidad.