Los niños son curiosos por naturaleza, característica que nos ayuda a los papis a acercarlos a la literatura infantil mediante historias que despierten su interés. Como ya hemos hablado otras veces, las cosas llaman la atención de los peques a través de la vista. Cuanto más llamativa sea la comida mejor, lo mismo sucede con los libros, los juguetes y todo lo que se nos ocurra.

Estos bonitos marcapáginas son súper originales y con tantos colores, que seguramente les encantarán a los peques. ¿Qué os parece hacer esta manualidad para niños y luego leer un cuento infantil  junto a vuestros hijos?

Para imprimir estos marcapáginas debéis ingresar aquí. Veréis que tenéis varios modelos: lápiz, regla, bandita, etc. Una vez impresos, lo dobláis al medio y pegáis un imán en cada mitad. ¡Así de fácil tendréis un marcapáginas como el de la foto!

¿Os gusta esta manualidad con cartulina?

Vía: Wild Olive