Los muffins están de moda… Y es fácil adivinar por qué: se trata de una receta para niños riquísima que deleita a los paladares más exigentes de peques y adultos.

Hoy os traemos una receta divertida que hemos encontrado en Meet the Dubiens: ¿qué os parece si preparamos muffins con caritas de animales? ¡Seguro que los peques se vuelven locos de contentos!

Los muffins pueden prepararse de diferentes sabores: fresa, chocolate, arándanos, coco y mucho más. No confundáis los muffins con los cupcakes, si tenéis dudas entre la diferencia entre magdalena, muffin y cupcake podéis aclarar vuestras dudas en Pequerecetas.

Ingredientes

  • 1 1/2 tazas de puré o compota de manzanas sin azúcar
  • 1 taza de azúcar blanca
  • 1 huevo ligeramente batido
  • 1/3 taza de mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 1/2 tazas de harina
  • 1/2 cucharadita de canela
  • chocolate
  • grageas de colores
  • obleas de colores
  • galletas

Paso a paso de los muffins divertidos

Mezclad el puré de manzanas con el azúcar, el huevo y la mantequilla derretida y reservad. En otro bol, mezclad el bicarbonato de sodio con la levadura en polvo, la sal y la harina y agregad a la primera preparación. Revolved bien hasta obtener una masa homogénea. Verted la mezcla en moldes de muffins previamente enmantecados y cocinad en horno alto durante aproximadamente 20 minutos.

Cuando tengáis listos los muffins, dejáis enfriar unos minutos y los desmoldáis. Entonces llega el momento de divertirse creando animalitos.

Para preparar el mono, podéis utilizar trozos de chocolate para las orejas, grageas para los ojos y una galleta para la boca. Las orejas y la nariz del cerdito pueden hacerse con trozos de obleas rosadas y sus ojos con grageas. Combinando estos elementos de diferentes colores y formatos y asegurándolos con chocolate derretido podéis crear también el ratón, el búho y el gato. ¿Cuál os gusta más?

Con un poco de imaginación podéis crear muffins de animales que encantarán a toda la familia. ¿Se os ocurren más posibilidades?

¿Os gusta esta divertida receta infantil? ¡Puede ser una idea perfecta para una merienda de cumpleaños!