Os encantará esta manualidad infantil, ¡es muy divertida! Con un poco de pintura, los peques podrán crear un cuadro de arte abstracto. ¿Qué os parece la idea? A los peques les gusta pintar, eso no es ninguna novedad. Pero la casa, la ropa y ellos mismos suelen terminar sucios de arriba a abajo, tanto como para querer meter todo en el lavarropas y olvidarse de ello.

Por eso, hoy os traemos una buena idea para que vuestros hijos se diviertan pintando pero no ensucien (o al menos, ensucien lo menos posible) y pinten un ¡precioso cuadro de arte abstracto! ¿No me creéis? Leed este post…

Esta manualidad con pintura es facilísima. Con muy pocos elementos, vuestros peques podrán crear fantásticos cuadros de arte abstracto, como el de la imagen principal. ¿No os dan ganas de tener un cuadro así en vuestra casa?

Materiales necesarios

  • cartulina o lienzo
  • pinturas de colores varios (la pintura blanca es fundamental)
  • pincel
  • agua

Cómo pintar un cuadro de arte abstracto

Antes de permitir que vuestro hijo comience a pintar, elegid bien los colores para obtener un cuadro bonito y llamativo. Intentad escoger colores que se mezclen bien entre sí como rojo y azul, azul y amarillo, rojo y amarillo, amarillo y marrón, etc).

Pintar sin ensuciar, ¡una manualidad infantil muy divertida!

Colocad pequeñas porciones de cada una de las pinturas a lo largo y ancho del lienzo, como se observa en la imagen. Es importante que coloquéis una porción de blanco en el centro y varias en los alrededores.

Pintar sin ensuciar, ¡una manualidad infantil muy divertida!

Mojad el pincel y posadlo sobre la pintura blanca, llevándolo lentamente hacia alguno de los otros colores y moviendo a un lado y a otro. Luego, continuad moviendo el pincel hacia otro color. Es recomendable que limpiéis el pincel cada dos o tres colores.

Cuando estéis satisfechos con vuestra pintura, dejadla secar y ¡elegid el lugar donde la colgaréis!

Disfrutad de una entretenida actividad con niños junto a vuestros pequeños Velázquez y Picassos.

Vía: craftpond