La plastilina es un material con el que todos los niños deberían experimentar, ya que les permite desarrollar la motricidad, la percepción del espacio y la tridimensionalidad… y por supuesto la creatividad. Hoy os explicaremos cómo hacer plastilina casera ¡sin cocción!, una receta verdaderamente simple y con ingredientes que todos tenemos en casa.

Ya os habíamos enseñado a hacer plastilina casera con cremor tártaro, que se cocina en una cacerola, pero la receta de hoy no necesita cocción y todos los ingredientes se encuentran normalmente en casa. ¿Os gustaría ver esta receta de plastilina casera?

Cómo hacer plastilina casera sin cocción

Cómo hacer plastilina casera
Imagen: Fun at Home With Kids

La receta la he encontrado en el blog Quando fuori piove. Veréis que es muy sencilla de realizar:

Ingredientes

  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1/2 taza de almidón de maíz (Maicena)
  • 1 taza de agua hirviendo
  • 1/2 taza de sal fina
  • 2 tazas de harina
  • 2 cucharadas de aceite
  • colorantes alimenticios en polvo o gel

Procedimiento

Preparar esta plastilina casera es tan sencillo como mezclar todos los ingredientes secos, y luego agregar los húmedos (el agua tiene que estar hirviendo), y comenzar a amasar, con cuidado de no quemarse (esperad unos minutos si hace falta), hasta obtener una masa homogénea. Si os parece pegajosa, dejadla enfriar un poco y veréis que toma mayor consistencia. A este punto podéis dividir la masa en porciones y darles color con los colorantes alimenticios, amasando nuevamente hasta que quede bien distribuido el color.

Dibujos para imprimir y jugar

Podéis usarla para un sinfín de actividades y manualidades, por ejemplo para jugar con estos dibujos para imprimir y jugar con plastilina que os hemos mostrado hace unos días. Conservada en un recipiente hermético se mantiene por más de 1 mes, sin necesidad de ponerlo en la nevera.

¿Os ha gustado esta plastilina casera sin cocción? ¡Seguro que los niños disfrutarán como locos con esta masa para modelar sencilla!