Aros de cebolla al horno

Aros de cebolla al horno

Cómo hacer aros de cebolla al horno, fáciles y saludables

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on pinterest

Ingredientes

  • 1 cebolla dorada grande
  • 1/3 de taza de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 2 tazas de panko o pan rallado
  • 2 huevos + 2 cucharadas de agua
  • aceite
  • Os recomendamos preparar los aros de cebolla al horno. Como otras muchas recetas fritas existe una versión al horno más saludable y menos calorías al ahorrarnos el aceite de la fritura.

    Cómo hacer Aros de cebolla al horno

    Pelamos la cebolla, eliminamos la capa externa, cortamos las extremidades y cortamos la cebolla en rebanadas anchas. Separamos los anillos y sumergimos en agua por unos 15 minutos para quitar el ácido.

    Mezclamos la harina, la sal y el pimentón en un recipiente, batimos los huevos con el agua en otro recipiente y ponemos el panko en un tercer bol. Quitamos los aros de cebolla del agua, secamos un poco con papel absorbente y pasamos primero por la harina, luego por el huevo y finalmente por el panko.

    Vamos colocando en una fuente de horno aceitada, y cuando tenemos todos los aros listos rociamos con aceite (usando un pulverizador para aceite para evitar el exceso). Llevamos al horno precalentado a 220°C por unos 15 minutos, hasta que estén dorados, dando vuelta a mitad cocción se hace falta.

    ¡Qué ricos están los aros de cebolla! Pero como tantos otros aperitivos, al ser fritos son menos saludables, y por eso solemos comerlos solo ocasionalmente. Además de la receta que hemos visto arriba os recomendamos probar estos otros aros de cebolla, cuyo rebozado no lleva huevo ¡veréis qué ricos!

    Aros de cebolla al horno sin rebozado de huevo

    En esta versión reemplazamos el huevo por buttermilk, y rebozamos con copos de maíz triturados.

    Ingredientes

    • 1 cebolla dorada grande
    • 2 + 1 cucharadas de harina
    • 200 ml de buttermilk
    • 1 cucharadita de pimentón
    • 1 cucharadita de sal
    • 100 g de copos de maíz
    • aceite

    Preparación

    Pelamos la cebolla, eliminamos la capa externa, cortamos las extremidades y cortamos la cebolla en rebanadas anchas. Separamos los anillos y sumergimos en agua por unos 15 minutos para quitar el ácido.

    Mezclamos el buttermilk, 2 cucharadas de harina, la sal y el pimentón en un recipiente, trituramos los copos de maíz y colocamos en otro recipiente. Quitamos los aros de cebolla del agua, secamos un poco con papel absorbente y pasamos primero por 1 cucharada de harina, luego por la mezcla de buttermilk y finalmente por los copos de maíz. Vamos colocando en una fuente de horno aceitada, y cuando tenemos todos los aros listos rociamos con aceite (usando un pulverizador para aceite para evitar el exceso). Llevamos al horno precalentado a 220°C por unos 15-20 minutos, hasta que estén dorados, dando vuelta a mitad cocción se hace falta.

    Para hacer el buttermilk en casa

    Se puede hacer mezclando 200 ml de leche entera con 1 cucharada de zumo de limón y dejando reposar 10 minutos.

    ¿Os ha gustado esta propuesta? Si os gusta la idea de preparar este tipo de recetas al horno, no os perdáis los nuggets de verduras y los chips crujientes al horno.

    Receta e imagen principal: Creme de la Crumb 

    ¡Comparte!

    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on pinterest
    Share on email
    Share on whatsapp

    más RECETAS FÁCILES

    Recibe nuestro newsletter semanal gratis​

    Entérate antes que nadie de las novedades, premios y sorpresas que tenemos reservadas para nuestros suscriptores