Salir a comer con los niños en Madrid puede convertirse en una tarea complicada. Muchos restaurantes no están preparados para las familias… o al menos no muy dispuestos a lidiar con niños pequeños.

Por eso, lo ideal es buscar restaurantes para niños, es decir sitios donde los peques sean bien recibidos y que tengan las comodidades necesarias para que los peques coman bien y se entretengan. Hoy os traemos algunas sugerencias de restaurantes para niños en Madrid

A mí particularmente me gustan mucho los restaurantes que cuentan con zonas de juegos y actividades infantiles vigilados por monitores. Algunas opciones de restaurantes que ofrecen este servicio son La Esquina Complutense, un clásico palacete con recetario tradicional (Ángel 1 y 3, Alcalá de Henares), El Gurugú (Ctra. de Pastrana km5, Villalbina), Melmac, dueño de una moderna carta (Polígono Industrial Norte. C/Isla Alegranza, San Sebastián de los Reyes) o Hacienda Casillas (Alcobendas).

Si os gusta comer carne a la brasa, dos interesantes restaurantes con parques infantiles son Zaino de Daganzo (Franklin 5, Daganzo de Arriba) y Venta el Doblao, ubicado dentro de una finca de 4 hectáreas (Ctra. de Torrelaguna a El Escorial km. 19,3, Soto del Real).

Para los peques amantes de los deportes, Marca Sports Café (Paseo de Recoletos 18, Madrid) puede ser el restaurante ideal. Allí, podrán seguir los grandes eventos deportivos en pantallas gigantes mientras degustan una comida informal y tex-mex. Vale la pena aclarar que este restaurante cuenta con menús para celíacos, al igual que el Mesón de Fuencarral (Autovía de Comenar, km. 14,5).

Actividades con niños: restaurantes en Madrid

Los primeros domingos de cada mes, María Lisboa (Av. Machupichu 17, Madrid) organiza un almuerzo especial para toda la familia con un menú especial para niños y la visita de payasos que hacen de las suyas en vivo y en directo. ¡A los peques les encantará!

Y si vuestros peques son como los míos y se vuelven locos por las hamburguesas, ¿qué os parece comer en Be bop a lula (C.C. Monte del Pilar, Majadahonda), Chicago’s (Silvano 77, Madrid) o Buffalo Grill (sedes en Alcobendas, Alcalá de Henares y Majadahonda). En este último, os sumergiréis en el mundo de los indios nativos americanos y los cowboys con una decoración acorde. También en La Burguesita en Boadilla del Monte, Infante Don Luis 15, podéis disfrutar de hamburguesas de autor para grandes y pequeños, y cuentan con una zona infantil para que los padres se relajen mientras los peques juegan.

Para disfrutar en cambio de comida catalana en plena sierra madrileña podéis visitar El Calsot, en Hoyo de Manzanares, Avda. de La Paloma 36, con un gran parque infantil exterior (os recomendamos ir en la época de los calçots ¡buenísimos!)

El zoo de Madrid también os espera con una sorpresa, si es que aún no habéis entrado. Podréis comer mirando los pandas rojos, los elefantes y los chimpancés en medio de una decoración vegetal increíble.

Las pastas y las pizzas siempre tienen éxito entre los peques, por eso os recomendamos los restaurantes italianos Robertino’s (Anastasia Nieto 1 P5, Collado Villalba), con una divertida piscina de bolas, y Marettisimo (Isla de la Palma 39, Zona Industrial Norte, San Sebastián de los Reyes), dueño de una sala vigilada con televisor y actividades para niños.

Dentro de los restaurantes de comida sana, Bali Garden (CC. Equinoccio, Majadahonda) destaca por su bufé libre de cocinas del Lejano Oriente y el Sudeste Asiático y su menú infantil.

¿Qué os parecen estas ideas de restaurantes para niños en Madrid? ¿Nos podéis recomendar alguno más?

Imágenes: ianus, James Emery