¿Estáis buscando un nuevo destino para las vacaciones infantiles o el próximo puente? ¿Qué os parece Viena? La capital austríaca ofrece una gran variedad de actividades infantiles y para toda la familia.

Cultura e historia pueblan sus calles ¡que parecen salidas de un cuento de hadas! Sin duda, si viajáis a Viena con niños, disfrutaréis de unas vacaciones inolvidables.

No os perdáis este post, os recomendamos 8 cosas para hacer con niños en Viena.

Al igual que Barcelona, Madrid y Londres, Viena cuenta con una gran oferta cultural donde destacan sus espectáculos de música clásica y, aunque os resulte difícil de creer, sus palacios, museos y galerías cuentan con actividades especiales para los más pequeños de la familia.

¡Descubrid nuestras propuestas de actividades con niños en Viena!

1. Palacio Schönbrunn, ¡sentiros príncipes y princesas!

Viena con niños
Vía: Kaiserkinder

La belleza del Palacio Schönbrunn quita la respiración. Imponente, majestuoso e inmenso, os sorprenderá no sólo por su maravillosa arquitectura, sus interesantes museos sino también por sus jardínes y ¡su zoo!

Nuestra propuesta es visitar el Palacio Schönbrunn junto a los peques (aprovechad para contarles la historia de Sissi, la emperatriz. ¡Les encantará) y luego, antes de visitar el zoo, dar una vuelta por el Museo para niños que se encuentra en la parte este del palacio. Allí, los peques podrán vestirse como ¡emperadores! y jugar con juguetes imperiales.

Pero eso no es todo… Los niños podrán explorar el laberinto de los jardínes y relajarse en el zoo del Palacio.

2. Haus der Musik, un museo para niños

Viena con niños
Vía: Haus der Musik

Haus der Musik es, quizás, uno de los lugares más famosos de Viena. ¿Lo mejor? Se trata también de un museo interactivo donde los niños pueden explorar sonidos, músicas y conocer a los grandes compositores austríacos. ¡Imaginad a los peques sumergidos en el mundo de la música clásica!

En el museo, podréis componer el vals vienés al tirar unos dados, participar de un juego musical que convierte nombres en melodías e incluso, dirigir a la famosa Filarmónica de Viena… ¿Os apuntáis?

3. Parque de atracciones Prater

Viena con niños
Vía: Wiener Prater

La noria de este parque de atracciones es uno de los emblemas de la ciudad y, os aseguro, bien vale una visita porque las vistas son ¡espectaculares! Además, este parque de atracciones puede ser el final perfecto luego de una tarde de paseos por el centro de la ciudad, recorriendo sus iglesias, entre las que destacan Karl Kirche y la Catedral de San Esteban. ¡Encontraréis más de 250 juegos para todas las edades!

4. Visitad el Palacio Belvedere ¡y convertíos en detectives!

Viena con niños
Vía: Schloss Belvedere

Como os comentaba al principio de este post, Viena es una ciudad de cuentos de hadas. Por eso, no debería asombraros encontraros con palacios que quitan la respiración a lo largo y ancho de la ciudad.

El Palacio Belvedere, de imponente construcción, guarda en su interior una gran colección de obras de arte. Si os gusta la idea de recorrer el museo, solicitad la guía de Detectives del arte y ¡divertíos junto a los peques encontrando errores en las pinturas y respondiendo preguntas sobre esculturas!

5. Óperas para niños en la Ópera de Viena

Viena con niños
Vía: Wiener Staatsoper

¿Qué os parece llevar a los peques a la Ópera de Viena, nada más ni nada menos? Cada año se realizan adaptaciones de óperas para niños. Así que, ya sabéis, cuando viajéis a Viena, averiguad con tiempo si hay representaciones en curso. ¡Los peques lo pasarán en grande!

6. Talleres infantiles en los museos de Viena

Viena con niños
Vía: Kunsthistorisches Museum

En el Kunsthistorisches Museum (o Museo de Historia del Arte) llevan a cabo talleres para niños donde la creatividad es el hilo conductor. No importa que los peques no entiendan el idioma, hacedme caso: lo pasarán pipa creando sus propias obras de arte basadas en las pinturas y esculturas del museo.

Lo mismo sucede en el Mumok (o Museo de Arte Moderno), donde los peques pueden participar de talleres de cómics, cortos animados y modelado en base a materiales reciclados.

7. ZOOM, ¡un museo para niños!

Viena con niños
Vía: Zoom Museum

Nada mejor para los más pequeños que un paseo por el Museo ZOOM, un lugar donde podrán gatear en un túnel repleto de espejos, saltar en un colchón de agua, disfrutar de películas animadas e incluso, participar de exhibiciones diseñadas a su medida, ¡entre muchas otras actividades!

8. Minopolis, una ciudad en miniatura

Viena con niños
Vía: Minopolis

Si conocéis Micrópolix, sabéis que a los niños les encanta la idea. Minopolis es una ciudad en miniatura donde los niños pueden trabajar en el hospital, en el supermercado o en otros negocios.  ¡Estimulación y diversión todo en uno!

¿Qué os parecen estas 8 ideas para disfrutar de Viena con niños?

Vía: fodors