Con las vacaciones los niños tienen mucho más tiempo libre: ¡más tiempo de aburrirse! En esta época, debemos agudizar nuestro ingenio para proponer a los peques actividades que los diviertan y estimulen, juegos caseros que puedan construir con lo que encontramos en casa.

Estos 4 juegos de catapulta caseros son perfectos: se hacen con materiales que seguro tenéis en casa, y además a los niños les encantará construir una ‟máquina” con sus propias manos. ¿Las vemos?

Después de los 5 juegos infantiles caseros que os hemos mostrado hace unos días, hoy nos centraremos en los juegos de catapulta, ya se sabe que a los peques les encanta lanzar cosas…

Juego infantil: catapulta con palitos de helado

Juego de catapulta casero
Tutorial: DIY Network

Con unos cuantos palitos de helado y algunas gomas elásticas podemos construir estas mini catapultas para lanzas bolitas de papel hacia un blanco. Como se ve en la imagen, la realización es muy sencilla. En el enlace que se encuentra debajo de la imagen podéis ver el paso a paso con fotografías.

Juegos caseros: catapulta con una cuchara de madera

Catapultas caseras para jugar
Más información: Kids Activities Blog

Para hacer una catapulta en 5 minutos sólo hacen falta 3 rollos de papel, gomas elásticas y una cuchara de madera. Los rollos servirán como apoyo y las gomas enroscadas alrededor de la cuchara servirán para hacer la resistencia. En el enlace debajo de la imagen veréis los detalles.

Juguete casero: catapulta con nubes de azúcar

Catapultas de nubes de azúcar
Más información: It’s Always Autumn

¿Se os hubiera ocurrido usar las nubes como material para manualidades? Pues parece que son perfectas para construir catapultas. Usándolas para unir unos palillos se construye la estructura, veréis que sencillo en el tutorial que se encuentra en el enlace debajo de la imagen.

Juegos de catapulta, con una caja de cartón

Juegos de catapulta para niños
Más información: Ikatbag

Para cargar varios ‟misiles” la más indicada es esta catapulta de cartón, hecha con una caja, gomas elásticas y un lápiz. El secreto de la potencia está en enroscar la goma que sostiene el lápiz, para que al llevarlo para atrás salga disparado. Lo comprenderéis muy bien viendo las fotos que se encuentran en el enlace debajo de la imagen.

¿Todavía os hacen falta más ideas para entretener a vuestros adorables monstruitos? Probad con estos divertidos zancos de lata que os mostramos hace un tiempo. ¿Os han gustado estos juegos de catapulta caseros?