Hacer fotos a los niños no es tarea sencilla. Es cierto que cuando son pequeños, tomar una foto no es tan complicado pero cuando son mayores, puede ser una verdadera odisea.

Por eso, hoy os traemos 5 trucos para hacer fotos a los niños. Siguiendo estas pautas, haréis las sesiones de fotos mucho más divertidas y no escucharéis más el clásico: “¡no quiero fotos, mamá!”, “¡basta!” y el peque cubriéndose el rostro o simplemente, poniendo cara de enfado.

Los trucos para hacer fotos a los niños dependen de la edad de cada peque. Con los niños pequeños, la fantasía funciona bien, mientras que con los mayorcitos hay que ganarse su cooperación.Veamos algunas ideas para que los niños sonrían en las fotos

Tomar fotos de niños

1.¿Puedes ver el enorme dinosaurio verde en la cámara?

Un simpático truco para los más pequeños, que funciona con el animal u objeto que se os ocurra: un dinosaurio, un extraterrestre, Mickey Mouse, un perrito… ¡lo que sea! A los mayores, podéis pedirles que miren profundamente dentro de la lente y os digan si ven algo o no.

2. ¿Puedes mostrarme lo que estás haciendo?

En lugar de interrumpir al niño y pedirle que mire a la cámara, es mejor interactuar con él, invitándolo a mostrarnos que está haciendo. Así, os ahorraréis los llantos y malas caras y, en verdad, las fotos quedan auténticas y divertidas.

3. Fotógrafo oculto

Otra opción es tomar fotos sin decir ni una palabra ni pedirle al niño nada, simplemente disparar la cámara mientras el peque está ocupado.

4. Convertir al niño en parte del proceso

Si la idea es tomar una fotografía bonita y en pose de vuestro hijo, involucrarlo en el proceso puede ser una gran idea. Primero, podéis intentarlo con el clásico “sonríe para una foto” y si eso no funciona, siempre podéis decirle que si posa para unas fotos, luego podrá verse en el ordenador o en la cámara. A los peques suele gustarles verse…

Pero eso no es todo…

5. Ropa bonita y cómoda

Un niño vestido con un disfraz o con la ropa que más le gusta, suele cooperar más que uno que no se siente cómodo con su vestimenta.

Por supuesto, no olvidéis que las fotos deben tomarse en un ambiente de relax y diversión. Si el niño no quiere salir en la foto, no lo obliguéis. La idea es que el proceso sea entretenido para todos y disfrutéis tanto de la producción de fotos como del producto final.

Cuando tengáis las fotos de los niños listas, no dejéis de preparar un album digital para tenerlas siempre a mano y compartirlas con la familia y los amigos. Por ejemplo, a mí me gustan mucho las opciones de albumes digitales de Blurb. Allí encontraréis divertidísimas ideas para diseñar un album digital original y a vuestra medida.

5 trucos para tomar fotografías de niños

¿Tenéis algún truco para tomar fotos a los niños?

Imágenes: 2.bp.blogspot, Anton Green