¿A vuestros peques les cuesta irse a dormir? Muchos niños se resisten a irse a la cama porque quieren seguir jugando y la noche se convierte para los papis en un pequeño campo de batalla donde aparecen las rabietas y el momento de acostarse, en lugar de ser relajado y tranquilo, es una verdadera lucha de poderes.

Por eso, hoy os proponemos 6 divertidas rutinas para ir a dormir. Probadlas todas a ver si alguna os es de utilidad…

¿Queréis conocerlas?

Rutina para irse a dormir: Magia en el techo

6 rutinas para irse a dormir
Vía: lilsugar

A veces, la magia ayuda a que los peques quieran estar en su habitación. ¿Qué os parece colocar estrellas que brillan en la oscuridad o pequeñas luces en el techo? Puede ser una buena manera de entretenerlos hasta que se duerman, espantar miedos ¡y además podéis contarles cuentos relacionados con las estrellas!

Rutina para irse a dormir: El juego del sueño

El juego del sueño es una divertida manera de instar a los peques a quedarse en la cama una vez apagadas las luces. Si vuestros hijos se levantan continuamente antes de finalmente quedarse dormidos, intentad con esta estrategia.

¿En qué consiste el juego del sueño? Muy simple… En la puerta de la habitación (o donde os sea más cómodo), colocad un tablero con espacios y un muñeco que represente a cada niño. Cada noche que el peque se queda en su cama, podrá avanzar un espacio y al llegar a la meta, ¡podrá elegir un premio!

Eso sí, tened en cuenta que esta rutina puede funcionar con niños mayorcitos. Antes de ponerla en práctica, contadles a los peques la idea, ¡seguramente les gustará el desafío!

Rutina para irse a dormir: Compartir lo bueno de cada día

Otra buena opción es compartir con los peques todas las cosas buenas que hicimos ese día. La pregunta: ¿qué te gustó del día de hoy? es un buen disparador para que los peques se expresen ¡y nosotros también! Conversar sobre las cosas buenas es una excelente manera de finalizar el día, ¿a qué sí? Además, de esta manera podéis reforzar todos los progresos de vuestros hijos.

Rutina para irse a dormir: Un cuento cada noche

6 rutinas para antes de dormir
Vía: Shenows

No es ninguna novedad que los peques adoran los cuentos infantiles antes de dormir. No sé si a vosotros os sucede, pero en mi casa es habitual que mi hijo tarde en aprontarse para irse a la cama y al final, sólo tenemos tiempo para un cuento bien cortito… Aunque él quiera leer uno más largo.

Organizar los libros por tamaño puede ser una buena idea para acelerar “las vueltas” antes de irse a dormir. Podéis explicarle a vuestros peques que si tenéis poco tiempo, deberéis leer un libro corto y cuando tengáis más tiempo, leeréis uno largo. ¡Quizás así no batallen para cepillarse los dientes!

Rutina para irse a dormir: Un recordatorio de actividades

A veces a los peques les cuesta recordar todo lo que deben hacer antes de dormir: ir al baño, lavarse las manos, cepillarse los dientes, ponerse el pijama, etc. Por eso, os proponemos crear un cuadro de actividades con imágenes que sirva como guía o recordatorio. Incluso podéis hacer dos columnas para que los niños muevan la imagen de cada actividad a “hecho”, una vez realizada…

Rutina para irse a dormir: Buenos pensamientos

¿Vuestros peques tienen pesadillas o miedo a la oscuridad? Probad la estrategia “buenos pensamientos” antes de ir a dormir. Recostaos junto a vuestros hijos e imaginad cosas bonitas. Por ejemplo, un castillo de Legos en una esquina de la habitación o un árbol con hadas en otra esquina, o quizás una madriguera con animalitos bebés bajo la cama. ¡Es una idea muy divertida que hará que los peques imaginen cosas bonitas antes de cerrar los ojos!

¿Qué os parecen estas 6 divertidas rutinas para ir a dormir? ¿Tenéis más ideas?

Vía: Parents