¿Alguna vez os habéis planteado hacer adornos de Navidad con dulces? De pequeña siempre me gustaron los bastones de caramelo navideños. Mi madre decoraba con ellos el árbol de Navidad y en Nochebuena, me permitía coger uno antes de dormir. ¡Qué divertido era desarmar el árbol después de Reyes y juntar todos los dulces!

Hoy os vamos a explicar cómo preparar adornos para el árbol de Navidad con caramelos. ¡Es facilísimo! Y la verdad, quedan chulísimos. Veréis qué simpático y original os queda vuestro arbolito.

Ingredientes necesarios

  • Caramelos duros
  • Grageas
  • Papel encerado
  • Pequeños ganchos de metal (para colgar los adornos)
  • Pistola de pegamento caliente

Paso a paso de los adornos de Navidad con dulces

Precalientad el horno a 180ºC. Colocad el papel encerado en la bandeja del horno y sobre ella, acomodad los dulces en la forma deseada. Con un poco de imaginación podéis crear bastones de Navidad, muñecos de nieve, árboles de Navidad, coronas, o lo que se os ocurra. Colocad los caramelos de manera que se toquen, así luego de 3 o 4 minutos veréis cómo se suavizan. Una recomendación: no descuidéis en ningún momento los caramelos en el horno, para evitar que se quemen.

Retirad los caramelos del horno y presionad suavemente para asegurar un caramelo al otro. Inmediatamente, colocad en la parte superior el gancho y agregad las grageas para decorar. Si lo deseáis, podéis reasegurar el gancho de metal con ayuda de la pistola de pegamento caliente. Otra opción es derretir chocolate y colocadlo sobre el caramelo y el gancho, dejad enfriar y ¡listo! Si queréis, podéis agregar lazos, cintas o moños para darle un aire aún más festivo a los dulces navideños.

¿Qué os parece esta idea para Navidad?

Vía: BHG