Los últimos días de vacaciones pueden ser buenos para dar un vistazo atrás y recordar todas las cosas que hemos hecho. ¿Estáis de acuerdo? Para ello, ¿qué os parece si hacemos un diario de vacaciones que sirva de recuerdo de todo lo vivido?

Los peques pueden llenarlo de dibujos, fotografías y todo lo que se les ocurra. ¿Me acompañáis a ver esta manualidad divertida?

Podéis descargar aquí el imprimible que os permitirá hacer el diario de vacaciones. Obtendréis un documento de 6 páginas. Tenéis que imprimir en 3 folios, en una cara las páginas pares y detrás las impares. En principio obtendréis un caos de hojas, pero si recortáis los rectangulos y los dobláis por la mitad, podréis ordenarlos facilmente para obtener una libretita.

foto_diario_interior

Esta imagen que muestra las páginas interiores, os puede servir de guía para que veáis cómo queda.

fotos_paginas diario

Para que no se pierda ninguna de las hojas, podéis graparlas entre ellas, haciendo una libreta.

fotos_diario_pasos

Un truco: para poder grapar las hojas como si fueran de “copisteria”, debéis utilizar una goma de borrar. Abrimos el librito, colocamos debajo de donde queramos grapar la goma de borrar y con la grapadora abierta grapamos. Giramos y veremos que la goma también ha quedado grapada. Quitamos la goma y con la ayuda de unas tijeras cerramos la grapa.

¡Espero que os guste! Y si los peques han recogido conchas y caracoles en la playa, intentad hacer un mar dentro de una botella. ¡Les encantará la idea!