Vamos a aprender qué es una estrofa y los tipos de estrofa que existen. Vamos a ver además cuál es la diferencia con el verso, y aprenderemos que en la poesía moderna no se fija cuántos versos tiene una estrofa, pero que antiguamente sí se utilizaba una estructura bien definida.

Además, para cada tipo vamos a ver ejemplos de estrofas.

¿Qué es una estrofa?

Una estrofa es un conjunto de versos unidos por una serie de características comunes, y separada de otras estrofas por algún signo de puntuación (punto o punto y coma) y/o un espacio en blanco en el poema.

En otras palabras, podemos decir que la estrofa en la poesía es el equivalente al párrafo en la prosa.

Diferencia entre verso y estrofa

Un poema está compuesto por estrofas (los «párrafos» del poema), y las estrofas están compuestas por versos (las líneas o renglones).

En la poesía moderna, las estrofas no tienen necesariamente el mismo número de versos ni la misma rima, y un poema tampoco tiene que tener necesariamente un número preciso de estrofas. Pero antiguamente la clasificación era más estricta, vamos a verlo.

Clases de estrofas

Los tipos de estrofa se clasifican según la cantidad de versos que llevan. Y en la métrica tradicional a su vez se subdividen en distintos tipos, según el tipo de verso. Os lo explicamos a continuación con ejemplos.

Pero antes vamos a recordar que la rima puede ser de dos tipos:

  • La rima consonante o perfecta se da cuando coinciden todos los fonemas a partir de la vocal tónica; por ejemplo: Todo necio / confunde valor y precio
  • En la rima asonante o imperfecta coinciden las vocales, pero hay al menos una consonante que no coincide; por ejemplo: Más vale pájaro en mano / que ciento volando (rima en á-o).

Estrofas de dos versos

Pareado

Dos versos que riman entre sí. El poema «Lunes, miércoles y viernes» de Federico García Lorca es un ejemplo:

La estrofa

Ante una vidriera rota 
coso mi lírica ropa.

Aleluya

Un pareado compuesto por octosílabos, es decir que cada verso está compuesto por 8 sílabas métricas (que no es lo mismo que las sílabas gramaticales). Veamos este ejemplo de Antonio Machado:

La primavera ha venido,
nadie sabe cómo ha sido.

Como veis si contamos las sílabas gramaticales, hay 9 en cada verso. Sin embargo fonéticamente son 8, porque la última sílaba de «primavera» (ra) se pronuncia junto con «ha». Por lo tanto sería: la-pri-ma-ve-raha-ve-ni-do. Y lo mismo ocurre en el segundo verso con «cómo» y «ha».

Alegría

Composición de dos versos, uno pentasílabo y otro decasílabo, propio de la composición flamenca de la que toma el nombre.

Vente conmigo 
a las retamas de los caminos.

Estrofas de tres versos

Terceto

Se trata de una composición de tres versos que pueden ser endecasílabos (11 sílabas métricas) o general de arte mayor, con rima consonante.

ES BUENO QUE SEPAS 👉 un verso de arte menor es aquel cuya métrica tiene ocho sílabas o menos. Un verso de arte mayor es el que tiene más de 8 sílabas.

Suele rimar el primer verso con el tercero. En el terceto encadenado, el segundo verso del primer terceto rima con el primer verso del segundo terceto, y de esta manera se van encadenando las estrofas, veámoslo con el poema «Elegía a Ramón Sijé» de Miguel Hernández:

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.
No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida…

Tercetillo

También llamado tercerilla, compuesto por tres versos de arte menor, generalmente octosílabos, que puede presentar distintos esquemas.

Quien vive como yo vivo
sin duda podrá decir
que hay mayor mal que morir.

Estrofas de cuatro versos

Cuarteto

Está compuesto por cuatro versos endecasílabos, o en general de arte mayor, con rima consonante, que sigue el esquema 11A 11B 11A 11B, es decir que el primer verso rima con el cuarto y el segundo con el tercero. Veamos un ejemplo de Lope de Vega:

tipos de estrofas

¿Qué  tengo yo que mi amistad procuras?
¿Qué interés se te  sigue, Jesús mío,
que a mi puerta cubierto de rocío,
pasas las noches del invierno oscuras?

Redondilla

Compuesta por versos generalmente octosílabos, de rima consonante, con el esquema 8a 8b 8b 8a (el primer verso rima con el cuarto, y el segundo con el tercero). El siguiente ejemplo es un poema del Conde de Villamediana:

Sépase, pues ya no puedo
levantarme ni caer,
que al menos puedo tener
perdido a Fortuna el miedo.

Serventesio

Cuatro versos endecasílabos, o en general de arte mayor, con rima consonante que sigue el esquema 11A 11B 11A 11B.

Pasando la vida en mundanos placeres,
Dilapidando en vicios toda heredad,
Después de tantos vaivenes ¿Qué tu eres?
Una sombra, guiñapo, vacío, soledad.

Cuarteta

Igual que la redondilla (octosílabos de rima consonante), pero con rima alternada (8a 8b 8a 8b). Este ejemplo es de un poema de Antonio Machado:

Y todo el coro infantil
va cantando la lección:
mil veces ciento, cien mil;
mil veces mil, un millón.

Copla

Cuatro versos de arte menor (menos de 8 sílabas), con rima que puede ser consonante o asonante. Es la forma poética que se usa para la letra de canciones populares, pero también ha sido utilizada por escritores como Manuel Machado, que escribió una copla que habla de la copla, estos son los primeros versos:

Hasta que el pueblo las canta,
las coplas, coplas no son,
y cuando las canta el pueblo
ya nadie sabe el autor.

Seguidilla

Estrofa de arte menor formada por cuatro versos: los impares heptasílabos y libres, y los pares pentasílabos con rima asonante. Es el caso de «Los Peregrinos» de Federico García Lorca:

Hacia Roma caminan
dos peregrinos,
a que los case el Papa,
porque son primos.

También se encuentran casos en que los versos impares riman entre sí.

Cuaderna vía

Es una estrofa de carácter culto que tuvo su auge en los siglos XIII y XV. Está formada por cuatro versos alejandrinos (es decir de 14 sílabas métricas) con rima consonante y continua (AAAA):

Mester traigo fermoso non es de juglaría
mester es sin pecado, ca es de clerecía
fablar curso rimado por la cuaderna vía
a sílabas cunctadas, ca es gran maestría.

Estrofas de cinco versos

Quintilla

La quintilla está compuesta por cinco versos de arte menor, de rima consonante, con esquema métrico variable. Un ejemplo de Manuel Acuña:

Hubo una selva y un nido
y en ese nido un jilguero 
que alegre y estremecido, 
tras de un ensueño querido 
cruzó por el mundo entero. 

También existe la quintilla endecasílaba, es decir con versos endecasílabos y rima consonante.

Quinteto

Compuesta por cinco versos de arte mayor, de rima consonante y esquema métrico variable. Un ejemplo de Pablo Piferrer:

El buen caballero partió de su tierra;
allende los mares la gloria buscó;
los años volaban, se acabó la guerra;
y allende los mares hasta él voló,
voló un triste viento de su dulce tierra.

Lira

Compuesta por tres versos heptasílabos (siete sílabas) y dos endecasílabos (once sílabas) con la disposición 7a  11B  7a  7b  11B. Fue introducida en la literatura italiana por el poeta Bernardo Tasso, y en la lírica española por su amigo, Garcilaso de la Vega, en su «Oda a la flor de Gnido». Este tipo de estrofa justamente tomará nombre de la palabra «lira» que aparece en el primer verso del poema:

Clases de estrofa

Si de mi baja lira
tanto pudiese el son que en un momento
aplacase la ira
del animoso viento
y la furia del mar y el movimiento…

Estrofas de seis versos

Sexteto o sextina

Seis versos de arte mayor, de rima consonante y esquema métrico variable. Veamos un fragmento de «La infanzona de Medina» de Ramón del Valle-Inclán:

Desfila un ringlero de seminaristas,
bayetas peladas como los sopistas,
tricornios jaranos, negrura montés.
Cencerra la recua de mulos hastiales
negros y zancudos, sin goces nupciales,
y el mulero canta canto aragonés.

Estrofas de ocho versos

Octava real

Está formada por ocho versos endecasílabos, con rima alterna los seis primeros, y los dos últimos formando un pareado. He aquí un ejemplo de José de Espronceda:

El estandarte ved que en Ceriñola
el gran Gonzalo desplegó triunfante,
la noble enseña ilustre y española
que al indio domeñó y al mar de Atlante;
regio perdón que al aire se tremola
don de CRISTINA, enseña relumbrante,
verla podremos en la lid reñida
rasgada sí, pero jamás vencida.

Octava italiana

Está formada por ocho versos de arte mayor de rima consonante.  Las rimas se dan siguiendo este esquema: el 2º con el 3º, el 6º con el 7º, el 4º con el 8º, y quedan sueltos el 1º y 5º. Podemos verlo en este poema de Gustavo Adolfo Bécquer:

Tu aliento es el aliento de las flores;
tu voz es de los cisnes la armonía;
es tu mirada el esplendor del día,
y el color de la rosa es tu color.
Tú prestas nueva vida y esperanza
a un corazón para el amor ya muerto;
tú creces de mi vida en el desierto.

Octavilla

Son ocho versos de arte menor, con la misma disposición que la octava italiana. El siguiente ejemplo es de José de Espronceda:

Con diez cañones por banda,
viento en popa a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín:
bajel pirata, que llaman,
por su bravura el «Temido»,

en todo mar conocido
del uno al otro confín.

Otros tipos de estrofa

Existen estrofas de siete, diez, doce y catorce versos. Vamos a explicarlas muy brevemente:

  • Septeto lira: Estrofa de siete versos formada por la combinación de heptasílabos y endecasílabos con rima consonante.
  • Décima espinela: Consta de diez versos octosílabos consonantes.
  • Alejandrino: doce o más versos que riman con el deseo del autor.
  • Soneto: Rima compuesta por 14 versos de arte mayor, endecasílabos formados por dos cuartetos y dos tercetos.
  • Sonetillo: Rima compuesta por 14 versos de arte menor, octosílabos formados por dos cuartetos y dos tercetos.

¡Cuántas cosas hemos aprendido sobre las estrofas! Puedes ver si encuentras los tipos de estrofa que hemos visto en estos poemas infantiles de grandes autores.