Durante las vacaciones infantiles, no hay nada mejor para entretener a los peques que un experimento infantil divertido como el que os proponemos hoy. ¡Vamos a hacer frascos que brillan en la oscuridad!

Si lo habéis pasado pipa con los anteriores experimentos que os hemos presentado en Pequeocio, como un volcán casero con bicarbonato, un tornado en un frasco o un huevo que bota, ¡no os podéis perder este post!

Los frascos que brillan en la oscuridad harán las delicias de los peques. ¡Se divertirán como locos apagando la luz y contemplando esas simpáticas lucecitas!

Materiales necesarios

  • frasco de vidrio
  • 3 palillos de pintura que brilla en la oscuridad (se compra en tiendas especializadas) por frasco
  • guantes de plástico para proteger vuestras manos
  • tijeras
  • Opcional: gafas para proteger la vista y un trozo de tul

Cómo hacer un frasco que brilla en la oscuridad

Experimento infantil: ¡frascos que brillan en la oscuridad!

Cortad un trozo de tul un poco más alto que el frasco y colocadlo dentro como se observa en la imagen. Colocaos los guantes y cortad el palillo de pintura dentro del frasco para evitar salpicaduras.

Moved el palillo de pintura dentro del frasco con paciencia para ir creando las manchas que luego brillarán en la oscuridad. Repetid la operación con dos palillos más. Luego, cerrad bien el frasco y agitad.

Experimento infantil: ¡frascos que brillan en la oscuridad!

¡Apagad la luz y disfrutad de vuestros frascos que brillan en la oscuridad! Las manchitas de pintura parecerán pequeñas luciérnagas… ¿o son hadas? Jugad con la imaginación de los peques y ¡divertíos!

¿Os gusta esta experimento para niños?

Vía: thegoldjellybean

Frascos que brillan en la oscuridad
1.8 (35%) 4 votes