El modelado es una actividad fundamental para el desarrollo motriz de los niños, sobre todo en edad preescolar. Modelar ayuda a percibir y comprender la tridimensionalidad y fomenta la creatividad. Una de las masas preferidas para este período es la masa o pasta de sal, ya que es un material fácil de trabajar, económico y atóxico.

Ya os hemos enseñado cómo preparar plastilina casera, pero la pasta de sal tiene además la ventaja de que dejándola secar, los objetos que hagamos con ella se conservan por mucho tiempo y pueden ser pintados. Por esto modelar con pasta de sal es una manualidad infantil perfecta, que puede tener entretenidos por mucho tiempo a los niños de todas las edades.

Seguramente la conocéis, ¿pero sabéis cómo se hace?

Ingredientes para preparar la pasta de sal

  • 1 parte de sal fina (para que la pasta quede más suave conviene molerla con el robot de cocina)
  • 1 parte de agua
  • 2 partes de harina
  • colorantes alimentarios, o témperas (depende de la edad de los niños)

cómo preparar la masa de sal

Cómo preparar la pasta de sal

Mezclamos la sal y el harina, y agregamos el agua de a poco, amasando. Si queréis la masa coloreada, disolver el color en el agua antes de preparar la masa. Si la utilizarán niños muy pequeños que podrian llevarse la masa a la boca, lo mejor es utilizar colorantes alimentarios. De lo contrario podéis usar temperas, acrílicos, cualquier tipo de color al agua.
También podemos prepararla blanca y pintarla luego, una vez seca.

Tarda varios días en secar al aire, y en lugares húmedos puede que no llegue a secar completamente nunca. Por eso es aconsejable secarla en el horno, después de haber dejado secar las piezas al aire por al menos 15 horas, podéis cocerlas en el horno a 100°, hasta que estén bien duras.

Puede conservarse varios días en la nevera, bien envuelta en film transparente. Hay que sacarla de la nevera un rato antes de usarla, porque se pone un poco dura. Conviene mantenerla siempre envuelta en film y tomar sólo lo que se va  usar, porque al aire la superficie se seca.

masa de sal para niños

Hay quien prepara tartas superdecoradas y coronas de princesas…

modelado con masa de sal

Quien se divierte haciendo brochetas de ‟galletas” (¿No os comeríais las de chocolate?)

modelado infantil con masa de sal

Y quien realiza paisajes elaborados, con estanque y patitos incluidos…

Como véis los niños se entretienen un buen rato con la pasta de sal, los más grandes pueden modelar y los más pequeños se divierten mucho con los cortadores, haciendo formitas a las que luego se les puede hacer un agujerito y utilizarlas para decorar algo, por ejemplo el árbol de navidad.

¿Qué os parece la idea? la creatividad infantil es un don precioso que debemos ayudar a desarrollar, incluyendo entre las actividades que ofrecemos a nuestros peques, algunas que los dejen en libertad de crear sin seguir ningún tipo de modelo, como este cuadro de arte abstracto que os hemos enseñado a hacer hace un tiempo. ¡La imaginación al poder!