A los peques les encanta jugar en el jardín ¡y a los papis nos gusta que lo hagan! Sin duda, los jardines nos brindan una excelente oportunidad para que los peques exploren el mundo y aprendan sin casi darse cuenta.

Hoy, en Escuela de Padres, hablamos de los jardines a prueba de niños. Como lees, te damos consejos para adaptar tu jardín para los niños ¡sin descuidar la seguridad! ¿Nos acompañas?

El jardín, una oportunidad de aprendizaje

Jardines de estilo moderno de Ricardo Moreno Arquitectos
©Ricardo Moreno Arquitectos/homify.es

Jugar en el jardín puede ser la excusa perfecta para que los peques aprendan un sinfín de cosas, desde estudiar plantas o insectos hasta experimentar con el ciclo del agua ¡o hacer pompas gigantes!

El jardín encierra un mundo por descubrir ya que ¡hay actividades para todas las edades, intereses y gustos! Mientras los más pequeñitos comparan texturas, descubren los colores y el aroma de las flores, los mayores pueden realizar toda clase de experimentos, observar la naturaleza, realizar deporte y ¡divertirse como nunca!

Eso sí, para que tanto tus hijos como tú podáis disfrutar al 100% del jardín, es muy importante que este sea un espacio seguro. ¿Sabes cómo convertirlo en un jardín a prueba de niños?

Cómo crear un jardín adaptado para los peques

El primer paso para crear un jardín adaptado para los peques es pensar como ellos. ¿Qué nos hubiese gustado tener a nosotros en nuestros jardines de pequeños?

Una casita para jugar

casitas infantiles de carton
©Cartonlab/homify.es

Seguramente una de las respuestas a esta pregunta es ¡una casita! Claro que sí, si tienes el presupuesto necesario puedes crear un área de juegos maravillosa con una bonita casa de madera fantástico, en caso contrario también puedes optar por casitas de cartón tan divertidas como la de la imagen. Allí, los peques podrán dejar volar su imaginación y ¡hacer mil aventuras!

Las opciones son múltiples: hay casitas de madera de gran tamaño y más pequeñas, de plástico e incluso de cartón, para montarse en el día y luego doblarlas y guardarlas dentro de casa… ¡hasta puedes optar por una tienda teepee! ¿Cuál elegirías?

Columpios, diversión que no pasa de moda

Brave Monkey Swing swooping : Columpios y zonas de juego de Brave Toys
©Brave Toys/homify.es

¿Algún peque puede resistirse a los columpios? ¡Creemos que no! Puedes optar por comprarlos en una juguetería o gran superficie o, si tienes árboles en tu jardín donde anclarlos, ¡poner manos a la obra y crearlos tú mismo! ¿Te animas?

Huerto urbano ¡o un jardín de hadas!

Cómo crear jardines adaptados para los peques
Vía: Crafts by Amanda

Otra buena idea es dejar que los peques trabajen la tierra, ya sea plantando diferentes hortalizas, o creando un bonito jardín de hadas como el de la imagen. ¡Seguro que se lo pasarán en grande! ¿Te imaginas la cantidad de historias que podrán crear con ese bonito jardín en miniatura como escenario?

Un arenero en el jardín

Jardines infantiles: como decorarlos
Vía: Remodel Aholic

Otra excelente idea para que los peques se entretengan es poner un arenero en el jardín, ya sea transformando un sector del mismo en arenero (delimitando el sector con madera), utilizando un arenero preconstruido de los que puedes adquirir en las grandes jugueterías o creando un arenero tan original como el de la imagen.

Estas son tan sólo algunas ideas pero ¡hay tantas opciones como niños y familias! Puedes poner toboganes, pequeños juegos balancines para niños pequeños, una pizarra en una pared, crear una rayuela en el suelo o una pista de coches, colocar un trampolín o ¡lo que se te ocurra!

Consejos para crear un jardín seguro

©Loyola Arquitectos/homify.es

Veamos juntos algunas recomendaciones para que puedas respirar tranquilo sabiendo que tu jardín es a prueba de niños:

  1. Asegúrate de que todos los productos para el cuidado del jardín se guardan bajo llave, esto es: tijeras, cortadoras de césped, fertilizantes, pesticidas, rastrillos y cualquier artículo que pueda ser peligroso para los más pequeños.
  2. Presta especial atención en las plantas con las que decoras tu jardín: evita las variedades que puedan generar urticarias o alergias, e incluso aquellas con flores con espinas.
  3. Siempre ten a tus hijos a la vista para evitar que ingieran plantas y flores ya que algunas pueden ser peligrosas para la salud.
  4. Revisa los desagües que puedas tener en el jardín: una rejilla mal asegurada puede ser riesgosa para los niños.
  5. Evita las decoraciones que puedan ser obstáculo para los niños al correr y jugar: los enanos de jardín, las verjas bajas o las varillas con animales de porcelana quedan muy bonitos pero pueden provocar un accidente si el niño no los ve al jugar.
  6. Cubre siempre el arenero para evitar que los gatos del vecindario lo visiten.
  7. Mantén bajo control las ramas de los árboles para evitar posibles caídas y accidentes.
  8. Asegura firmemente los juegos infantiles al suelo: una portería mal anclada puede caerse encima de un niño, no lo olvides.
  9. Mantén la barbacoa y la máquina de la piscina (así como el surtidor de cloro) fuera del alcance de los niños.
  10. No olvides colocar una verja alrededor de la piscina para mantener a los peques alejados del agua y evitar accidentes. Por supuesto, nunca les quites ojo a tus hijos si están jugando en el jardín, cerca de ella.

Y recuerda: enseña a tus hijos a avisarte que salen a jugar al jardín, de esta manera podrás estar atento a todo lo que sucede allí y minimizar los riesgos.

Imagen principal: Home Depot Blog