Los primeros pasos del bebé son un hito en la vida del peque… y también de sus papis. Para los padres es uno de los momentos más especiales y conmovedores del crecimiento de su hijo, junto con las primeras palabras. Y es fácil entender el por qué: los primeros pasos marcan el inicio de una nueva forma de ver las cosas para el niño y son el primer paso hacia la autonomía.

En este post, os contamos qué debemos tener en cuenta sobre los primeros pasos. ¿Os preguntáis cuándo es normal que el niño empiece a andar? ¿O qué calzado infantil es el mejor para esta etapa? ¡Os contamos todo!

Cada niño es un mundo… Eso no es ninguna novedad. Si bien habitualmente se  habla de que los bebés comienzan a dar sus primeros pasos sobre los 12 o 13 meses, hay niños que empiezan a andar a los 9 meses y otros que lo hacen más cerca del año y medio.

No hay que desesperarse ni preocuparse, porque cada niño tiene su ritmo. Si veis que el peque va aprendiendo cosas nuevas, que se interesa por el mundo que lo rodea y por explorarlo, tan sólo debéis tener un poco de paciencia y no apurar su aprendizaje. Cada cosa a su tiempo. Veamos cuáles son las etapas del desarrollo de la psicomotricidad que llevará al bebé a dar sus primeros pasos.

¿Cuándo dan los bebés sus primeros pasos?

Hacia los 6 o 7 meses, el bebé es capaz de girarse sobre sí mismo, es decir de boca arriba a boca abajo y viceversa, y comenzará a sentarse sin ayuda. Estos dos hitos son la antesala del gateo, que generalmente se inicia hacia los 8 o 9 meses. Eso sí, no os imaginéis a vuestro bebé gateando a cuatro patas, porque a veces los niños inventan sus propias maneras de movilizarse: sentado o semisentado e incluso, arrastrándose sobre su barriga. De cualquier manera, lo importante es que el niño pueda trasladarse de una u otra manera. Vale la pena aclarar que algunos bebés nunca gatean y pasan directamente a la fase de caminar.

Con el correr del tiempo, los bebés adquieren gran velocidad al gatear y sobre los 11 meses, muchos son capaces de caminar cogidos de los muebles o de las manos de sus papás. Estos pasos previos le sirven al niño para coger confianza y hacia los 13 meses, andar solo sin ayuda. Tras los primeros pasitos, el bebé aprenderá a caminar poco a poco, controlando el proceso hacia los 18 meses y comenzando a correr sobre los 24 meses.

Consejos para los padres, qué debemos tener en cuenta

Es muy importante que cuando vuestro hijo comience a movilizarse, os aseguréis de que vuestra casa es segura. Si bien es cierto que las caídas son parte del proceso habitual de aprendizaje, conviene que coloquéis protectores en las esquinas de mesas y muebles, en enchufes, cajones y puertas.

Tened cuidado también con los objetos que no estén bien sujetos y puedan caer sobre el bebé. Al ponerse de pie, el niño llegará a lugares donde antes no tenía acceso, pudiéndose producir accidentes.

Aunque toméis todas las precauciones necesarias, vuestro hijo se caerá una, dos, tres y más veces. No entréis en pánico, mantened la tranquilidad para poder transmitírsela al pequeño y que no le coja miedo a este nuevo proceso. La libertad es fundamental para que el niño desarrolle la confianza, dejadlo hacer, caminar, moverse, investigar. Y si se cae, siempre tendréis Calmatopic stick, una barrita muy práctica que sirve para aliviar el dolor por golpes leves.

Cómo estimular al bebé para que camine

La estimulación es fundamental para ayudar al peque a dar sus primeros pasos. Sin exigir ni apresurarse, es bueno que los padres ayuden al niño a intentar ponerse de pie y movilizarse por sí mismo a través del juego. Podéis enseñarle a dar saltitos, a agacharse y levantarse y mostrarle un juguete a una altura superior a la suya para que deba ponerse de pie para cogerlo o mover un juguete para que intente llegar a él. Las pelotas son muy buenas en estos aspectos.

Cuando el niño se interese por andar y ya lo haga cogido de los muebles, intentad colocaros por detrás de él y cogerle de las manitas para que él camine. ¡Y aplaudidlo si lo logra! Cada progreso tiene que ser festejado por los papis como la gran victoria que supone para el pequeño.

Calzado infantil para los primeros pasos

Lo ideal es que el bebé ande descalzo, al menos cuando esté en casa, y si hace frío, lo mejor son los calcetines antideslizantes. Para cuando salimos de casa, debemos elegir el calzado adecuado. Éste no debe ser rígido, sino de suela flexible y reforzados en la puntera y el talón para proteger al pie de traumatismos.

A la hora de elegir el calzado para el bebé, tened en cuenta la apertura del mismo. Es muy importante que sea sencillo de colocar y que el material permita la transpiración del pie para evitar rozaduras.

Otro tema importante a tener en cuenta es la talla y el ancho. No compréis zapatos más grandes para que le duren más, comprad el adecuado a la talla del bebé para que el zapato le quede cómodo y se amolde correctamente al pie. Un truco para saber si la talla es correcta es, con el niño de pie y con el calzado puesto, introducid un dedo en la parte posterior del calzado, éste debe caber de forma ajustada pero sin sobrar, ya que entre la punta de los dedos y el final del zapato debe sobrar aproximadamente 1 cm.

Recordad revisar periódicamente los zapatos para comprobar que la talla le siga valiendo al niño. El calzado es fundamental para el correcto desarrollo psicomotriz del bebé.

Los primeros pasos son inolvidables… Tened siempre a mano una cámara de fotos para inmortalizar el momento y disfrutad junto a vuestros hijos de esta etapa tan maravillosa.

Artículo patrocinado por Calmatopic

Laboratorios Viñas acaba de lanzar al mercado Calmatopic stick. Su gel en forma de stick, de venta en farmacias, reconforta y alivia la piel de los más pequeños gracias a tres plantas medicinales: el ámica, que suaviza, hidrata y reconforta la piel, el harpagofito, de actividad descongestiva y la matricaria marítima, que alivia las rojeces.

Calmatopic stick funciona frotando suavemente la barra del stick sobre la zona de la piel afectada y se puede utilizar tantas veces como sea necesario. Es muy cómodo de usar, se puede guardar en el bolso y llevarlo siempre encima.

Descubre más sobre Calmatopic, visitando su web, www.calmatopic.com o su canal de Youtube con divertidas canciones para los niños. ¡Ah, y no dejéis de descargar su nueva App para móviles y tabletas! ¡Es gratis y a los niños les encantarán los juegos!

Calmatopic