Si os habéis decidido a preparar la fiesta de cumpleaños de vuestros hijos en casa, es conveniente que os hagáis con un repertorio de divertidos juegos infantiles para fiestas. De esta forma los tendrás entretenidos y se lo pasarán pipa…

Cuando veas que uno de los juegos ha perdido interés para ellos pasa a otro. Tú puedes hacer de maestro de ceremonias. Aquí te damos 5 posibilidades con los juegos más populares para niños

El juego de la cuchara y el huevo

Se forman dos o tres equipos (según el numero de invitados), y a cada equipo se les da una cuchara sopera y un huevo. Es conveniente hervir los huevos antes, para que estén duros (sin decírselo a los niños claro, para no quitar la emoción) y disponer de más huevos que equipos para poder subsanar accidentes potenciales. Los equipos forman una fila, y el primero debe correr con el huevo encima de la cuchara hasta un punto definido y volver, sin que le caiga el huevo al suelo. Si se le cae, debe recoger el huevo y volver a empezar. Cuando vuelve al punto de partida, le entrega el huevo y la cuchara al siguiente de su equipo y así hasta que todos los miembros de su equipo han hecho hacer la ruta con la cuchara y el huevo entero. Gana el primer equipo en lograrlo.

El juego de las estatuas

Todos los niños empiezan a bailar cuando se toca la música. Es conveniente hacerse con una cinta o un CD de música popular. Cuando se apaga la música, todos los niños tienen que quedarse quietos, como si de estatuas se tratasen. Los niños que se mueven son eliminados. Se vuelve a tocar la música, y así hasta que se quede el niño más quieto. Este es el ganador.

Carreras de sacos

Se le da a todos los niños una bolsa de basura. Son mejores para este juego los sacos más grandes. Cada niño se mete dentro del saco, y se colocan todos en la punta de salida. Cuando se les de la señal, todos empiezan a dar botes hasta llegar a la meta. El primero es el ganador.

Gymkana infantil

Hay que preparar el juego antes de que empiece la fiesta. Escondes varias pistas (fáciles) en distintos lugares de la casa y cuando empiece el juego les dices dónde está la primera (o les das una pista para que la encuentren). Una pista va llevándoles a la otra hasta que encuentran el tesoro: un baúl lleno de chuches y caramelos.

Juego de poner la cola al burro

Un juego tradicional y muy sencillo. Consiste en poner en la pared el dibujo de un burro sin cola. Podemos hacer una cola con lana y le pondremos un poquito de velcro, colocando la otra banda adhesiva en el dibujo del burro. Un niño se sitúa frente al dibujo y le tapamos los ojos, le decimos “pon la cola al burro” y tiene que intentar ponerla. Casi nunca aciertan, pero se lo pasan pipa. Gana el que más se acerque al lugar correcto.