¿Conocéis las tabas? Era uno de mis juegos preferidos cuando estaba en la escuela. Aún recuerdo lo apurados que salíamos al recreo para participar de los “torneos de tabas“. Y debo decir que se me daba bastante bien…

Las tabas, conocidas también como payana o tinenti según los países, es un juego tradicional basado en lanzar y coger 5 piedrecitas. Así de fácil… O no tanto.

Si no sabéis jugar a las tabas, os invito a leer este post. ¡Os encantará este juego de mesa!

No puedo negar que me gustan mucho los juegos tradicionales, como las pompas de jabón, la rayuela o el tres en raya. No sólo porque es una buena manera de entretener a los peques sin el uso de la tecnología, sino también porque es una excelente manera de disfrutar en familia…

https://www.pequeocio.com/tag/juegos-tradicionales/

En particular, las tabas es un juego para niños muy recomendable ya que fomenta la psicomotricidad, la velocidad, la coordinación y la atención.

Para poder jugar a las tabas tan sólo necesitáis cinco piedrecitas, preferentemente que no sean redondas para evitar que al lanzarlas se vayan rodando, lápiz y papel para anotar los puntos de cada jugador. Una observación: las piedras no deben ser demasiado pequeñas ni demasiado grandes, tened en cuenta que deben caber cómodamente en la mano de vuestros hijos.

Cómo jugar a las tabas

En este vídeo podéis ver paso a paso cómo unos niños nos enseñan a jugar a las tabas. Primero se lanzan las 5 piedras y luego se van cumpliendo los objetivos por niveles:

  • Nivel 1: lanzar una piedra al aire y coger las otras 4 de una en una.
  • Nivel 2: lanzar una piedra al aire y coger las otras 4 de a dos.
  • Nivel 3: lanzar una piedra al aire y coger 3 piedras juntas y finalmente la que sobra.
  • Nivel 4: lanzar una piedra al aire y coger las 4 piedras restantes.
  • Nivel 5: lanzar una piedra al aire y cambiarla luego por una de las 4 que descansan en el suelo, así sucesivamente.
  • Nivel 6: lanzar una piedra al aire y coger una piedra más. Luego lanzar dos piedras al aire y coger una tercera, y así sucesivamente hasta coger las 5 piedras.

Cada vez que un jugador cometa un error, perderá el turno y cuando le toque jugar nuevamente, volverá a intentar completar el nivel en el que se encontraba. El que finalice primero todos los niveles, ¡gana!

Así que ya sabéis, el próximo paseo por el parque ¡recoged juntos unos piedras para luego jugar a las tabas!