Hoy os traemos unas manualidades con lana perfectas para hacer con los niños durante las vacaciones de verano, en campamentos, etc: haremos un Ojo de Dios, una especie de mandala de lana originario de las culturas aborígenes de México y Nuevo México.

Lo mejor de este mandala es que se hace con poquísimos materiales, y a medida que le vais tomando la mano se puede aumentar su complejidad, encontraréis muchísimos ejemplos espectaculares en internet. Nosotros veremos la técnica básica para hacer esta manualidad con lana para niños, ¿lo vemos?

Manualidades con lana, Ojo de Dios

Materiales

  • lana de diferentes colores
  • palitos, ramitas, palitos de helado, etc

Cómo hacer un mandala u Ojo de Dios

Hemos puesto un vídeo tutorial (fuente: The Stitchy Life) para que entendáis bien cómo se cruza la lana en los palitos. Como veis es muy sencillo, necesitamos dos palitos del mismo largo que pondremos en forma de cruz, sujetando la unión con varias vueltas de lana. Luego es cuestión de ir pasando la lana dando un giro en cada palito, siempre en el mismo sentido, como se ve muy bien en el vídeo. Cuando queremos cambiar de color, tenemos dos opciones: o hacemos un nudo y escondemos el excedente con el próximo color, o cortamos la lana y la sujetamos al palito con una vuelta de la lana del nuevo color. Ambos métodos están ejemplificados en el vídeo.

¡Fácil y precioso! ¿Qué os parece?

Imagen principal: Art Bar 

Cómo hacer un Ojo de Dios con lana
5 (100%) 1 vote