Nos gusta traeros recetas infantiles divertidas que además sean deliciosas, ¡y estas galletas piñata cumplen con todos los requisitos! Riquísimas y coloridas, estas galletas traen en su interior una sorpresa irresistible para cualquier niño ¡un corazón de confites de chocolate!

Ya os habíamos mostrado hace un tiempo una tarta piñata muy original, hoy prepararemos las galletas perfectas para acompañarla.

No os perdáis esta receta paso a paso para hacer galletas piñata…

He visto esta receta en She Knows. Traduje los ingredientes y las indicaciones para vosotros, pero os aconsejo de visitar el enlace porque hay fotografías que explican cada paso.

Ingredientes

  • 1 taza de azúcar
  • 1 taza de azúcar glas
  • 225 gr. de matequilla
  • 1 taza de aceite vegetal
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de cremor tártaro
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de almendra
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 5 tazas de harina
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • mini confites de chocolate
  • glasé para pegar las galletas
  • colorantes alimentarios

Cómo preparar las galletas piñatas

Batimos el azúcar común, el azúcar glas y la mantequilla hasta que estén cremosas. Agregamos los huevos batidos, el aceite, el extracto de almendra y la vainilla. Tamizamos juntos los ingredientes secos y los agregamos poco a poco a la mezcla, hasta obtener una masa lisa y homogénea.

Separamos la masa en tantas partes iguales como colores queramos preparar. Luego cogemos un molde o envase lo suficientemente grande para que las fetas que cortaremos luego contengan el cortapastas elegido, lo forramos con papel film, y comenzamos a rellenar con capas de masa, que iremos aplastando con las manos para que nos queden uniformes. Alternamos los colores como más nos guste, y llevamos al freezer por almenos 4 horas.

Retiramos del freezer, desmoldamos, y cortamos en fetas de apróx. 5 mm., y las colocamos sobre una fuente cubierta con papel de horno. Llevamos al horno precalentado a 180º por 12 minutos. Deben estar cocidas, pero no secas ni doradas.

Inmediatamente después de quitarlas del horno, cortamos con el cortapasta la forma que hayamos elegido. Para cada galleta necesitamos 3 formas, 1 de ellas debemos cortarla invertida, poniendo el cortapastas cabeza para abajo porque será la tapa.

En la galleta que quedará al centro de cada grupo de 3, debemos crear un agujero donde luego irán los confites. Podemos usar un cortapastas más pequeño, o ayudarnos con un cuchillo afilado.

Ahora sólo nos queda montar nuestras galletas. Ponemos la galleta que será el fondo, con la parte que durante la cocción estuvo en contacto con la fuente hacia arriba, y ponemos una buena cantidad de glasé, teniendo cuidado de no ponerlo en el espacio donde quedará el agujero.

luego ponemos encima la galleta con el agujero, rellenamos con los confites y ponemos glasé alrededor.

Y para terminar pegamos la 3º galleta que será la tapa.

Dejamos secar bien el glasé para que las galletas no se despeguen, ¡y listo! Nuestra galleta piñata será perfecta para sorprender a los niños en cualquier ocasión.

galletas con sorpresa

¿Os imagináis la sorpresa de los peques cuando se encuentren con caramelos dentro de la galleta? Esta receta divertida es ideal para cualquier tipo de fiesta infantil, sobre todo aquellas donde el color es el protagonista, tal vez acompañadas por esta gelatina multicolor.

¿Y a vosotros os gustan las piñatas?