Receta de torrijas caseras

Cómo hacer torrijas de leche (mejor que tu abuela)

Receta de torrijas caseras como las de la abuela

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on pinterest

VOTA ESTA RECETA

Ingredientes para torrijas

  • 1 barra de pan del día anterior (o una barra de pan para torrijas)
  • 1 litro de leche
  • 1 rama de canela
  • la piel de 1 limón
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • 3 huevos
  • azúcar y canela para rebozar
  • aceite de oliva virgen extra suave
  • Las torrijas de leche son un postre de Semana Santa típico en toda España, te proponemos probar también las torrijas con miel y las torrijas al horno.

    Las torrijas son probablemente el dulce de Semana Santa más típico: se preparan en toda España y cada casa tiene su receta familiar ¿verdad?

    Aunque hay varios tipos de torrijas caseras, las más tradicionales son las torrijas de leche, que se remojan en leche aromatizada para luego rebozarlas en azúcar y canela. Otra opción es guardar esa leche aromatizada para sumergir las torrijas en ese líquido, lo que convertirá vuestras torrijas en un auténtico manjar.

    Cómo hacer torrijas

    • Aromatizamos la leche

      En un cazo ponemos la leche con la rama de canela, las 4 cucharadas de azúcar y la piel de limón (solo la parte amarilla). Llevamos al fuego y cuando llegue al punto de ebullición apagamos, retiramos la canela y el limón y dejamos templar.

      Cómo hacer torrijas de leche (mejor que tu abuela) 1
    • Preparamos las torrijas de pan

      Cortamos el pan en rodajas de aproximadamente 1,5 cm. En un cuenco batimos los huevos.

      Disponemos la leche ya templada en una fuente o plato hondo grande, y ponemos a calentar el aceite en una olla.

      Vamos mojando las rebanadas de pan en la leche, tienen que impregnarse bien, sin chorrear cuando las retiramos.

      Cómo hacer torrijas de leche (mejor que tu abuela) 2
    • Freímos las torrijas

      Cuando el aceite está caliente, vamos pasando las rebanadas de pan mojadas en leche por el huevo batido y las ponemos enseguida a freír. Las vamos dando vuelta con un tenedor para que queden doradas de los dos lados, y luego las retiramos a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

      En un plato mezclamos azúcar con canela en polvo (aproximadamente 2 cucharaditas de canela cada 100 g de azúcar), y una vez que las torrijas se han escurrido del aceite en exceso, aún calientes las rebozamos en esta mezcla.

      Servimos templadas o frías, según el gusto. Hay quienes las prefieren recién hechas, otros cuando se enfrían, incluso al día siguiente, cuando el azúcar ha formado un almíbar.

      Cómo hacer torrijas de leche (mejor que tu abuela) 3

    Como todos sabemos, las torrijas son un postre a base de pan remojado en leche, pasado por huevo y luego frito, similares a las tostadas francesas ¡pero no iguales! Mira la receta de sus primas de Francia para ver las diferencias:

    No te pierdas
    tostadas francesas receta
    En Pequeocio
    Tostadas francesas

    5 trucos para hacer torrijas de leche mejor que las de tu abuela

    Tendría que existir un libro llamado «Torrijas: receta de la abuela«. Claro que probablemente cada uno de nosotros tendría un libro diferente, porque así son las abuelas, ¡cada «abuelilla» con su librillo!

    Nosotros os vamos a compartir los trucos de nuestra abuela para hacer unas torrijas perfectas:

    1. EL PAN: siempre fue un postre de reciclaje, se usaba el pan del día anterior. Hoy en día se vende también un pan especial para torrijas, que es más ancho, esponjoso y las rebanadas son más gruesas de lo habitual. Pero vamos que la cocina también es creatividad, así que se pueden encontrar recetas en las que incluso usan pan brioche.
    2. LA LECHE: nosotros la aromatizamos con canela y limón, hay quien usa una vaina de vainilla, o incluso quien no le pone nada más que el azúcar. Y otros, que las prefieren menos dulces, no ponen azúcar a la leche. La abuela dice que es mejor dejar templar la leche antes de mojar el pan, para que no se desarme.
    3. UN TOQUE DE ALCOHÓLICO: si os animáis y os gusta, podéis añadir a la leche un chorrito de vino moscatel, oporto u otro vino dulce.
    4. EL ACEITE: podéis usar aceite de girasol si lo preferís para freír, aunque un buen aceite de oliva virgen extra delicado le aporta un saborcito especial.
    5. CÓMO COMERLAS: esto es cuestión de gustos claro está, pero la abuela siempre las dejaba enfriar incluso de un día para el otro, para que el azúcar sudara formando ese almíbar delicioso encima de la torrija.
    Torrijas receta de la abuela

    Pero no nos quedaremos solamente con la receta de torrijas de leche; vamos a ver también cómo hacerlas con miel e incluso al horno.

    Torrijas caseras con miel

    Receta de torrijas con miel

    Las torrijas con miel se preparan como hemos visto en la receta principal, solo que en lugar de rebozarlas con azúcar y canela se mojan con un almíbar de miel. Para hacerlo solo tenéis que rebajar la miel con un poco de agua, hasta conseguir una consistencia similar al almíbar. Para ello calentáis la miel con un poquito de agua en un cazo y removéis hasta que se integre bien.

    Se colocan las torrijas en una fuente y se rocían con este almíbar.

    Receta de torrijas al horno

    Si buscas una versión más ligera de las torrijas sin renunciar a su sabor, te recomendamos que pruebes las torrijas al horno con los trucos que te damos para que te queden jugosas y ricas:

    No te pierdas esta receta
    torrijas al horno
    En Pequeocio
    Torrijas al horno (jugosas, ligeras y fáciles)

    Torrijas sin huevo ni leche

    Ingredientes: 1 barra de pan del día anterior; 1 litro de leche de avena (u otra vegetal); 3 cucharadas soperas de azúcar; 1 rama de canela; la piel de 1 limón; 1 cucharadita de sustituto de huevo en polvo; 1/2 vaso de agua; azúcar y canela en polvo para rebozar.

    Preparación: cortamos el pan en rebanadas de aproximadamente 1,5 cm de espesor. Calentamos la leche con las 3 cucharadas de azúcar, la canela y la piel de limón. Cuando rompe a hervir apagamos y dejamos templar.

    En un plato preparamos el sustituto de huevo, mezclándolo con 2 cucharadas de agua. Cuando la leche esté tibia-fría, mojamos las rebanadas de pan en la leche hasta que se impregnen bien, las pasamos por el sustituto del huevo y las disponemos en una fuente para horno forrada con papel para hornear. Doramos en el horno precalentado a 250°C función grill durante unos 5 minutos, damos vuelta y doramos 5 minutos más. Espolvoreamos con azúcar y canela. 

    VOTA ESTA RECETA

    ¡Comparte!

    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on pinterest
    Share on email
    Share on whatsapp

    Recibe nuestro newsletter semanal gratis​

    Entérate antes que nadie de las novedades, premios y sorpresas que tenemos reservadas para nuestros suscriptores