como hacer habas con jamón

Habas con jamón

Cómo hacer habas con jamón, receta fácil

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on pinterest

VOTA ESTA RECETA

Ingredientes para habas con jamón

  • 500 g de habas tiernas frescas
  • 150 g de jamón en dados
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aprende a preparar habas con jamón, un plato típico de la cocina granadina ¡delicioso!. Esta sencilla receta nos aportara muchas vitaminas y nutrientes, seguro que se convertirán en la legumbre favorita de los peques.

    Las habas con jamón son uno de esos platos sencillos tradicionales que se preparan con pocos ingredientes, aprovechando los productos de la huerta. Por eso os aconsejamos preparar este plato con habas frescas, para resaltar el sabor de esta legumbre de primavera.

    Las habitas con jamón son un plato tradicional de la cocina granadina, y como os decíamos cuando más rico queda es cuando podemos usar habas frescas. Los peques pueden ayudarnos a pelar las habas de las vainas, es una actividad entretenida y por qué no educativa.

    Pero atención que si os apetece comer este plato fuera de temporada, también podéis preparar las habas congeladas con jamón, escogiendo un producto de buena calidad.

    Las habas son legumbres con muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud: son ricas en fibras que favorecen la digestión y el tránsito intestinal; y contienen vitaminas del grupo B, entre ellas el ácido fólico, que es fundamental durante el embarazo para prevenir la espina bífida, pero también durante la lactancia porque los lactantes reciben el ácido fólico a través de la leche materna.

    Vamos entonces a ver esta receta de habas tiernas con jamón, veréis que es muy sencilla. Es frecuente servir las habas con jamón y huevo, puede ser un huevo frito o un huevo poché, con lo que se convierten en un plato único muy nutritivo.

    Cómo hacer habas con jamón

    • Pelar las habas

      Pelamos las habas retirándolas de las vainas. Las vainas las desechamos. Si vais a usar habas congeladas, las pasáis a la nevera 24 horas antes para que se descongelen lentamente.

      Habas con jamón 1
    • Cocción de las habas

      Antes de rehogar las habas con el jamón tenemos que cocerlas. Para ello calentamos agua con sal en una olla, y cuando rompa a hervir echamos las habas y las cocinamos durante 8 minutos. Escurrimos y reservamos.

    • Rehogamos las habas con jamón

      Cortamos los dientes de ajo en láminas. Calentamos un buen chorro de aceite en una sartén y doramos los ajos, apenas comienzan a tomar color incorporamos las habas y cocinamos todo junto por 5 minutos.

      Pasados los 5 minutos incorporamos el jamón en dados, pimienta a gusto y dejamos que todo coja sabor por 1 o 2 minutos más.

      Servimos, si queréis con un huevo frito por comensal.

      Habas con jamón 2

    4 trucos para unas habas con jamón de libro

    Habas frescas, la mejor opción

    Como hemos dicho, este plato queda más rico con habas frescas. Pero como seguro sabéis la temporada de habas es bastante corta, por lo que podéis optar también por unas habas congeladas de buena calidad.

    Qué jamón usar

    Os aconsejamos un jamón ibérico, pero también un jamón serrano de calidad le irá muy bien a estas habas.

    Añade cebolla a tus habas con jamón

    Si quieres enriquecer aún más esta receta, puedes añadir media cebolla picada junto con los ajos. También puedes usar cebolleta.

    Con qué acompañar las habas tiernas con jamón

    Es muy común acompañar las habas con un huevo frito por encima. Si prefieres una opción más ligera, puedes optar por un huevo escalfado o poché.

    Ver También
    Huevos rellenos
    En Pequeocio
    5 recetas de huevos rellenos originales

    Por qué debes incluir las habas en tu menú

    • Las habas frescas son, como las hortalizas de hoja verde, una buena fuente de ácido fólico, que durante el embarazo ayuda a prevenir anomalías congénitas, como la espina bífida. También contribuye a disminuir el riesgo de aborto.
    • También es una buena fuente de hierro vegetal, y si las comemos junto con otros alimentos que contienen vitamina C -que ayuda a absorber el hierro- pueden ser útiles para prevenir la anemia.
    • Las habas contienen una buena cantidad de fibra: un plato generoso aporta casi la mitad de la ingesta diaria recomendada.
    • Las habas frescas son más fáciles de digerir que las secas, porque sus hidratos de carbono son de fácil asimilación. Los problemas digestivos causados por las legumbres secas se deben a que sus hidratos de carbono se han convertido en almidón al madurar. Esto no sucede con las habas frescas.
    • 100 g de habas frescas contienen solo 54 Kcal, por lo que son un alimento con bajo aporte calórico. Esto por supuesto sin tener en cuenta el método de cocción y los alimentos con los que las combinamos, que pueden llegar a sumar muchas calorías más, como en el caso de las habas con jamón que aportan 230 Kcal por 100 g.

    Estamos seguros que prepararéis este delicioso y sencillo plato tradicional, ¡no dejéis pasar la temporada de habas!

    VOTA ESTA RECETA

    ¡Comparte!

    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on pinterest
    Share on email
    Share on whatsapp

    Recibe nuestro newsletter semanal gratis​

    Entérate antes que nadie de las novedades, premios y sorpresas que tenemos reservadas para nuestros suscriptores